El caso de los 26 felinos muertos en La Capitana, cerrado sin una autoría clara

17.09.2015 | 02:19

No es la primera vez que la continua aparición de cadáveres de gatos alerta al vecindario de Luarca. El pasado mes de diciembre un grupo de la unidad canina de venenos del Principado visitó el barrio de La Capitana tras denunciar un vecino la muerte de 26 felinos. Al parecer, una persona envenenaba la comida. Los gatos vivían en libertad en este barrio de Luarca alejado del centro de la villa y que se encuentra en una zona semirrural.

El envenenamiento de animales es muy peligroso por sus efectos a largo plazo. Además de provocar la muerte del animal por medios que condena la ordenanza municipal, si no se retira el cadáver el veneno permanece en el medio. La unidad canina de detección de venenos del Principado alertó entonces de los riesgos que se derivan de estas prácticas, que no siempre son conocidos por los autores de las mismas.

El caso de la muerte masiva de gatos en La Capitana no concluyó con autorías claras ni con sanciones. La Coordinadora para el Estudio y la Protección de las Especias Marinas espera que el nuevo caso de muertes violentas de gatos detectado en el centro de Luarca tenga su castigo para evitar que se vuelvan a producir situaciones similares.

La situación también preocupa en otros ámbitos por la mala imagen que podría ofrecer la capital de Valdés ante una sociedad cada vez más concienciada contra el maltrato animal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine