La última lección de Maruja y Vicente

Los exalumnos de las Escuelas Selgas, que cumplen un siglo, rinden homenaje a sus profesores "por su cariño" con dos calles en su honor en El Pito

18.10.2015 | 04:58
Arriba, Maruja Noriega, en el camino que lleva su nombre. Sobre estas líneas, Vicente Fuertes, junto a la placa en recuerdo de los maestros.

Maruja Noriega y Vicente Fuertes fueron profesores de las centenarias Escuelas Selgas de El Pito durante décadas. La primera ofreció "todo su cariño" a los escolares más pequeños durante 30 años. El segundo estuvo al frente de varias aulas con alumnos de más edad 15 años. Ambos visitaron ayer el centro educativo (que hoy es un Instituto de Enseñanza Secundaria) para recibir el cariño de parte de sus exalumnos. Maruja tiene 83 años y Vicente, 86. Los dos dicen sentirse parte del "espíritu Selgas" y los dos retornaron ayer a aquellas aulas en las crecieron profesional y humanamente para recordar y agradecer. "He pasado una tarde fabulosa. Gracias", dijo Vicente Fuertes al concluir el acto, entre los que fueron sus alumnos. "Siempre seréis mis niños y mis niñas", pronunció Maruja Noriega.

A la cita acudieron más de un centenar de personas. El gobierno local autorizó la instalación de dos placas que desde ayer dan nombre a dos caminos de El Pito. Una lleva el nombre de Maruja Noriega y otra "Maestros Escuelas Selgas". Con esta iniciativa, Ayuntamiento y comunidad educativa quisieron recordar la importancia de estas escuelas que dieron educación (y gracias al comedor, hasta alimento) a niños de la parroquia de Piñera que no tenían casi recursos. "A todos les ha servido de algo", dijo la actual directora del centro, Ana Peláez, en un acto en el que no faltó un documental hecho por los alumnos.

Las escuelas fueron financiadas durante décadas por la familia Selgas. Los hermanos Fortunato, Ezequiel y Francisca Selgas creían que sin cultura, con mayúsculas, un país no podía prosperar e invirtieron parte de su fortuna en el centro educativo y su mantenimiento. Lo que queda ahora de ellas es un instituto y una comunidad educativa "unida".

La exalumna Elisa Vior, que tomó la palabra en nombre de los antiguos alumnos, agradeció el "cariño" de los profesores y animó a los presentes a participar todos los años en un encuentro similar, "porque creo que es sano para todos". Muchos no se veían desde hacía casi 40 años.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine