Castropol, más cómodo contra el cáncer

Más de 250 personas acudieron a una comida solidaria en la que se entregaron tres sillones motorizados al Hospital de Jarrio

26.10.2015 | 03:42
Por la izquierda, Juan Ramón Lucas, Sandra Ibarra, José Ángel Pérez, alcalde de Castropol; Amalia Franco, Estíbaliz Veiga y Fernando Quintana, durante el acto de ayer.

La solidaridad volvió a desbordar todas las previsiones. Más de 250 personas participaron ayer en la quinta edición de la comida frente al cáncer en Castropol, en el acto que sirvió para hacer entrega al Hospital de Jarrio de los tres sillones motorizados adquiridos con los fondos obtenidos en el cross solidario de Figueras. La asistencia masiva al encuentro supuso un nuevo éxito para este movimiento, que no deja de crecer año tras año.

"El objetivo, una vez más, se ha cumplido. Estamos de fiesta, celebrando el éxito del cross", resaltó Fernando Quintana, impulsor de la carrera solidaria de Figueras. Además, Quintana realizó un llamamiento para "hacer más visibles a los enfermos de cáncer", ya que "sólo así se puede conseguir una mayor concienciación, que la gente aumente su solidaridad, y poder escuchar esa frase, que tanto le gusta a Sandra Ibarra, de que el cáncer se puede curar".

La modelo y el periodista Juan Ramón Lucas, patronos de la Fundación Sandra Ibarra de solidaridad frente al cáncer, presidieron el encuentro. Sandra Ibarra se mostró muy satisfecha de que el impulso solidario "crezca año a año, cumpliendo objetivos", sobre todo porque "con este tipo de acciones ganamos todos".

Juan Ramón Lucas, por su parte, puso el acento en "la sensación de hacer algo muy útil, donde la gente que ha participado festeja lo que se ha conseguido". "Esa forma de conseguir algo de los propios usuarios para su hospital es una de las cosas más gratificantes y de la que nos sentimos más orgullosos", afirmó el periodista, que destacó la solidaridad de los asturianos y no descartó la opción de llevar a cabo una iniciativa de estas características a nivel nacional.

El Hospital de Jarrio podrá, a partir de ahora, ofrecer un mejor servicio a los usuarios del hospital de día, gracias a los nuevos equipos. Amalia Franco, gerente del área sanitaria del Noroccidente, señala que estos tres sillones contribuyen a las mejoras realizadas en el servicio, ya que "aumentan la confortabilidad de los pacientes" durante el tiempo que pasen en las instalaciones. Los sillones motorizados podrán, asimismo, adoptar diversas posturas en función de las necesidades del paciente y de los profesionales sanitarios.

Sobre el apoyo de la ciudadanía al hospital, Amalia Franco agradeció el esfuerzo, subrayando que "cada año se vuelcan más con la iniciativa". En su opinión, esto refleja "el cariño que la gente le tiene al Hospital de Jarrio". El pasado año se consiguieron dos monitores.

La asociación "Figueras Solidaria" se encargó de la organización de la cita, que contó con la presencia de la actriz gallega Estíbaliz Veiga. Los fondos se destinaron a la Fundación Sandra Ibarra.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine