Lne.es »

"La avicultura es una afición al alza", dicen los criadores en la exposición de Vegadeo

El asturiano Pablo Fonseca se lleva el premio al mejor animal del certamen, en el que participan 1.800 ejemplares

08.11.2015 | 16:11
Pablo Fonseca, con su gallo premiado.

La avicultura artesanal es una afición que gana adeptos año tras año. La cría y mejora genética de las mil y un razas de aves goza de buena salud y crea afición, como se puede comprobar este fin de semana en Vegadeo. El recinto ferial se queda pequeño para albergar los más de 1.800 ejemplares que participan en la exposición internacional que organiza "La Pinina". Los amantes de este mundo defienden que se mantenga como lo que es, una afición, y quede al margen de "intereses económicos" que acabarían con el encanto de esta práctica.

La cita veigueña supone una cumbre de referencia en materia de avicultura. Así, el evento acoge durante el fin de semana diversos concursos, como el monográfico nacional de palomas raza Mooke, el campeonato internacional de la gallina Euskal Oiloa, o los dedicado al buchón gaditano, a la raza araucana o a la pita pinta asturiana. Animales de pluma de todos los colores, formas y tamaños se dejan ver a lo largo de los pasillos, donde también se pueden encontrar varias razas de conejos.

El criador Pablo Fonseca, de Muros de Nalón, ha conseguido aportar el mejor ejemplar a la exposición, que es además el mejor gallo de raza grande, a entender de los jueces. Pertenece a la raza Australorp, "que se caracteriza por una pluma muy bonita, de colores azules y negros", señala el criador. Fonseca defiende la avicultura como "una afición más, como hacer deporte", y critica que se esté produciendo "una mercantilización" con estos animales. "Debería haber más criadores y menos ganas de sacar dinero de este mundo", asegura.

De la misma opinión es Claudio Fano, que vive en Busto (Valdés). "No es un negocio, es un hobby", explica. Él se dedica a la cría de gallinas de raza. No en vano es el presidente del club nacional de la gallina araucana. Desde su posición, considera que se trata de un movimiento, el de la avicultura, al alza y sin visos de parar. "Aumenta de forma paulatina el número de criadores. Hay perspectivas de que esto siga creciendo, y con exposiciones como ésta se ganan muchos aficionados. De la gente que igual ve esto por casualidad, alguno se meterá en el mundillo", cree.

Para todos aquellos que están dando sus primeros pasos en la cría de aves, Claudio Fano recomienda "dejarse asesorar por un criador experto", hasta que no se manejen con soltura los conocimientos mínimos.

A la pita pinta asturiana dedica todos sus esfuerzos Jesús Ángel Suárez, que es además presidente de la asociación organizadora de la muestra, la Asociación de Amigos de la Avicultura Artesanal La Pinina. "Actualmente hay muy buenos criadores, que están poniendo interés tanto en especies internacionales como en recuperar las autóctonas", señala. En su caso, ve dificultades para la pita pinta, puesto que se trata de "una raza muy delicada en cuanto a genética, en sacar buenos animales".

La feria, y su organización, fue alabada por el alcalde de Vegadeo, César Álvarez, que destacó la riqueza que crea para la zona, y por el director general de Recursos Naturales, Manuel Calvo. La exposición abre hoy de nuevo sus puertas desde las diez de la mañana a las cinco de la tarde.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine