Lne.es »

Delicias culinarias con maridaje de lujo

Hasta el 20 de diciembre se podrá ganar un decantador si se acude a uno de los locales de la promoción del Protos Crianza

14.11.2015 | 04:58

Disfrutar de la mejor gastronomía de la región, regada con un vino de excelente calidad, es la propuesta. Medio centenar de establecimientos hosteleros de diversos puntos del Principado, como Oviedo, Gijón, Avilés, Gozón, Siero, Llanes o Luarca, ofrece una propuesta difícil de rechazar. Y con premio. Desde ayer, 13 de noviembre, y hasta el 20 de diciembre, aquellos que decidan disfrutar de un menú o platos de la carta en los establecimientos participantes, acompañados del vino Protos Crianza (añada de 2011), podrán irse a su casa, además de con un excelente sabor de boca, con un decantador que les permitirá disfrutar en su domicilio de los mejores vinos.

Con un buen decantador todo son ventajas. Según los expertos, existen dos razones principales por las que hay que decantar los vinos: los añejos, para separarlos de su sedimento, y los jóvenes, para acelerar su oxidación y dotarlos de mayor complejidad, descubriendo aromas y sabores.

Y ofrecen algunos consejos. Para airear vinos de hasta 10 años, tanto tintos como blancos, se deben descorchar de 8 a 12 horas antes de ser consumidos, o decantarlos para acelerar el proceso de oxigenación. El principal componente del vino, presente en él desde su primera fermentación (alcohólica), es el dióxido de carbono. La decantación disminuye la cantidad de dióxido del carbono y "madura" el vino, permitiendo que su bouquet se presente más rápido. En el paladar, los vinos tintos decantados ofrecen niveles más altos de expresión de fruta, integrando y suavizando los taninos.

En cuanto a los vinos jóvenes, para decantarlos se debe voltear la botella directamente dentro del decantador y dejarlo caer en el contenedor para su oxigenación. Con los añejos, se debe dejar caer el vino lentamente en el decantador para que el sedimento permanezca en la botella. Los blancos, por su parte, dada su naturaleza bastante frágil, deben tratarse con delicadeza. Un ligero removido afinará su pureza aromática, preservando al mismo tiempo su frescor. Debe realizarse entre 15 minutos y una hora antes de servir. Los caldos prestigiosos y los vinos licorosos quedarán realzados con una o dos horas dentro del decantador. Los vinos con carácter oxidativo, se entregarán tras medio día en el decantador.

Puntuado en la española Guía Peñín con 91 puntos y en la norteamericana The Wine Advocate, del gurú del vino Robert Parker, con 88 puntos, hacen que este crianza tenga una magnífica relación calidad-precio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine