Lne.es »

"Es una pesadilla", dicen en Degaña de la muerte de una pareja y su hijo en un choque

Los tres miembros de la familia del accidente de Tordesillas, en el que sobrevivió la hija mayor, fueron enterrados en Cerredo, pueblo natal de la madre

11.01.2016 | 03:58
Asistentes a la concentración de apoyo a la familia, ayer, frente al Ayuntamiento de Degaña.

"Estamos viviendo una pesadilla". Son las palabras del alcalde de Degaña, José María Álvarez, que de alguna manera resumen la consternación que hay en todo el concejo por la tragedia en la carretera de una familia vinculada al mismo. Álvarez habló con este periódico poco antes de asistir al funeral para despedir al matrimonio y su hijo de 6 años que murieron tras un brutal accidente en la autovía, a la altura de Tordesillas (Valladolid). Otra hija del matrimonio, de 14 años, está ingresada grave.

María José Moreira y Perfecto Fernández Iglesias, de 44 y 52 años respectivamente, eran muy conocidos en Degaña. Ella deja en Cerredo a su madre, sus dos hermanas (una gemela) y muchas amistades. Él, a todos los allegados que hizo gracias a su trabajo (dirigía una empresa de excavaciones) y a su familia política. La mujer abandonó Cerredo tras casarse. Pese a vivir en Caboalles de Abajo (Villablino), nunca dejó de tener lazos con su pueblo. La pareja solía acudir a la capital degañesa siempre que podía. Era habitual ver a la mujer con sus familia y amigas, especialmente durante fines de semana y fiestas. "Nunca se desvinculó de todo esto", señaló el alcalde. De hecho, tenían gran aceptación entre el vecindario y la familia "eran muy queridos por ser como eran", explica el regidor.

Perfecto Fernández Iglesias se había ganado el corazón de los vecinos del pueblo de su mujer. Debido a su trabajo en su empresa de excavaciones se desplazaba habitualmente por León y el suroccidente asturiano. Los hijos de ambos -el fallecido José Antonio y Tamara- eran muy queridos y apreciados. "Eran parte del vecindario sin vivir aquí", sostiene con gran pena y consternación el regidor. Por este motivo ayer la mayor parte de los vecinos se concentraron ayer en señal de duelo a la puertas del Ayuntamiento de Degaña, pocas horas antes del entierro de los tres miembros de la familia en el de Cerredo. Acudieron decenas de personas. Todos guardaron tres minutos de silencio. Cerredo es un pueblo pequeño, "donde nos conocemos todos y una tragedia así sacude a todas las familias", señala el Alcalde.

En la concentración se escucharon palabras de lamento e incomprensión por la tragedia que ha golpeado de manera tan brutal a la familia. Muchos no pudieron evitar las lágrimas sin dejar de pensar, además, en la chica de 14 años que ha sobrevivido. El Ayuntamiento ha declarado dos días de luto oficial. Además de la concentración las banderas ondearán a media asta.

Las causas del accidente están sin esclarecer. El siniestro se produjo en la noche del viernes, cuando un todoterreno impactó en la parte de atrás del coche familiar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine