Lne.es »

Astur Leonesa presenta un ERE de tres meses que afectará a toda la plantilla

El comité atribuye el expediente de regulación al incumplimiento de la compra de carbón por parte de la central térmica de Compostilla

11.03.2016 | 04:14
Mina de Cerredo.

La Compañía Minera Astur Leonesa, que explota la mina de interior de Cerredo, en Degaña, presentó un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) para la totalidad de sus trabajadores, 282 empleados directos, que también afectará a las tres contratas que trabajan para el grupo. El expediente presentado por la empresa tiene una duración de tres meses. El miércoles se dio inicio al período de consultas con el comité de empresa, que se alargará durante los próximos 15 días, con un mínimo de tres reuniones entre las partes, en las que se negociarán las condiciones y a partir de las cuales el comité de empresa fijará su posición con respecto al ERTE.

El expediente se enmarca en la difícil situación que está atravesando el sector en España. El comité de empresa asegura que "debido a los incumplimientos e intereses ajenos a nosotros nos encontramos con un ERTE", y ve como principal problema "la negativa de la central térmica de Compostilla (Endesa) a comprar el carbón, incumpliendo así los acuerdos alcanzados entre las dos partes de forma sospechosa". En este sentido, los representantes de los trabajadores ven detrás las trabas que se está encontrando la compañía al anterior empresario que explotó la mina de Cerredo y que continúa trabajando en una parte con su empresa Uminsa, Victorino Alonso, a quien acusan de "coacciones, prevaricaciones y actos de mala fe", provocados, según el comité de empresa, porque "no acepta las consecuencias de sus propias decisiones y no cesa en su empeño de provocar la caída de la nueva empresa".

Otro de los problemas a los que apunta el comité de empresa es "la mala fe" de la Seguridad Social en Asturias. La acusan de llevar a cabo actuaciones de "dudosa legalidad" cuando "derivan a Astur Leonesa una importante deuda de Coto Minero Cantábrico de 2009, que después del análisis exhaustivo de los servicios jurídicos es un presunto acto de prevaricación", explican. Una situación ante la cual el propio comité estudia la posibilidad interponer una demanda penal, "ya que está poniendo en riesgo el futuro de cientos de familias".

La Compañía Minera Astur Leonesa, del empresario Rodolfo Cachero, comenzó a operar en Cerredo en diciembre de 2014 después de que le fuera adjudicada la empresa en liquidación Coto Minero Cantábrico, del grupo Alonso.

Además, los trabajadores exigen al Gobierno en funciones que asuma su responsabilidad, que cumpla con el Marco Regulatorio del Sector del Carbón y que elabore con carácter urgente una normativa que garantice el consumo de carbón autóctono. Recuerdan que "están dejando desaparecer la única fuente autóctona que garantiza la estabilidad energética del país, mientras que a los puertos de La Coruña y Gijón siguen llegando barcos con carbón de importación extraído en condiciones inhumanas y sin normativas ambientales".

El comité de empresa teme que, de no encontrarse una rápida solución, el ERE pueda ser "la antesala de un concurso de acreedores, con la posterior liquidación", y anuncia que iniciará un calendario de movilizaciones "contra todos los que están poniendo en riego nuestro futuro".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine