05 de julio de 2016
05.07.2016

Lazos negros por el Museo del Calamar

El comité que reclama la recuperación del equipamiento, que se reunirá con el Principado el jueves, reparte simbólicos crespones entre los vecinos de Luarca

05.07.2016 | 03:46
Tino Ron le coloca el lazo negro a José Antonio Alfonso, en presencia de Juan Carlos Menéndez.

El comité que lucha por la recuperación del Museo del Calamar Gigante de Luarca, destrozado por el mar en 2014, se felicita por lo que considera "un paso adelante" en este camino. Ayer, este grupo de ciudadanos recibía la confirmación de que Belén Fernández, consejera de Infraestructuras, los recibirá el próximo jueves, en una reunión informativa. El objetivo del comité para el encuentro pasa por obtener del Principado la corroboración del compromiso con el equipamiento, junto con un calendario de actuaciones o pasos a seguir hacia la meta que desean. Ayer, el Calamar Gigante se dejó ver de nuevo en Luarca, con el reparto de lazos negros en su honor.

"Como no puede ser de otra forma, valoramos positivamente el hecho de que se abra el diálogo para el intercambio de información con la Consejera", aseguró Tino Ron, uno de los vecinos implicados en la causa. Este grupo remitió a la Consejería una carta solicitando el encuentro a principios del mes de junio. "Todo lo que se nos comunique en el encuentro se trasladará a la sociedad, la transparencia es una línea de conducta esencial de este comité", expresó Ron, que agradeció el apoyo prestado desde el Pleno municipal, donde se aprobó por unanimidad una moción para pedir la rehabilitación del museo.

Simón Guardado, alcalde de Valdés, estuvo presente en el acto organizado por el comité, donde también se congratuló por poder dar "un paso más, un paso necesario, para saber exactamente por dónde vamos a caminar". El regidor se refirió, al mismo tiempo, a las dudas que se pueden vislumbrar en el futuro de este recorrido, y que se refieren, sobre todo al aspecto económico: "Sabemos que es difícil, porque presupuestariamente las cosas están como están, y seguramente se necesitará un acuerdo para este fin", señaló.

"Sabemos de esa dificultad. Lo que este comité necesita es que de esa reunión salga una intención política, así como un calendario en el que luego solamente tengamos que velar por su cumplimiento", sostuvo Juan Carlos Menéndez, también del grupo ciudadano de apoyo al museo, que ya ve avances gracias a la acción de la ciudadanía: "La palanca ciudadana está convirtiendo en prioridad algo que no lo era", añadió, asegurando que se trata de un camino abierto a otras causas en la comarca.

El comité ciudadano de apoyo al Museo del Calamar Gigante emprendió ayer una nueva acción reivindicativa y de visibilización de la causa que defienden. Prometen realizar una el día 4 de cada mes, en recuerdo del día en que el mar destrozó por última vez el equipamiento. Ayer, entre los comercios y los vecinos de la villa luarquesa se repartieron centenares de lazos negros, en señal de luto por la pérdida que supone el estado actual del museo.

Comercios y vecinos colaboraron en el reparto de los lazos, al que también se sumó personal de la Coordinadora para el Estudio de las Especies Marinas (Cepesma), que gestionaba el museo. José Antonio Alfonso fue uno de los primeros en lucir el crespón color azabache en el pecho. "Es una causa que siempre apoyé", aseguraba, añadiendo que ha abierto en internet una petición de firmas en la que defiende que "el museo es un derecho para Luarca y Valdés". "No es simplemente un capricho, es un derecho nuestro y necesitamos tener rehabilitado ese espacio", afirmó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine