12 de julio de 2016
12.07.2016

Figueras pide que se repare el colector roto que vierte al Eo

Un argayo en la acera junto al pósito, registrado en febrero de 2015, dañó la tubería del saneamiento

12.07.2016 | 01:59

Los vecinos de Figueras reclaman una solución urgente para el colector del saneamiento, roto a causa del argayo registrado en la acera junto al pósito de la localidad. El derrumbe se produjo en febrero de 2015, sin que se haya solucionado, una situación que se agrava con el paso del tiempo y que está provocando vertidos de aguas residuales sin depurar a la ría del Eo, que contaminan y dan mala imagen.

La asociación "As Figueiras", cansada de que nadie tome cartas en el asunto, presentó el pasado abril una denuncia ante el Seprona de la Guardia Civil para que se investiguen los hechos por si pudieran ser constitutivos de un delito contra la salud pública. El 20 de abril una patrulla del Seprona se desplazó a la zona y el 22 de abril la asociación remitió un correo con toda la documentación requerida para ampliar la denuncia. El colectivo está esperando ahora la notificación oficial para saber si prospera o no su demanda.

La tubería rota conecta el ala derecha de la villa con la estación de bombeo ubicada en el muelle. Vierte justo a los pies de la escollera del puerto deportivo de Figueras. "La rotura produce una salida de aguas residuales junto a un equipamiento hostelero y al pie de la ría. Es una situación evidente y escandalosa", explica un vecino.

A mediados de abril, la consejera de Infraestructuras, Belén Fernández, informó en la Junta General de la contratación de un estudio geotécnico para dar soluciones al argayo registrado en este punto. La Consejera reconoció en sede parlamentaria que se trataba de un "problema serio" y también puso sobre la mesa el choque de competencias, ya que el desprendimiento se produjo en una acera de titularidad municipal, si bien discurre paralela a la AS-31, de titularidad regional. "En sentido estricto, no es responsabilidad directa de esta Consejería", aclaró Fernández, si bien se mostró dispuesta a colaborar con el consistorio y la Junta de Saneamiento para solucionar el problema. Todo apunta a que se aprovecharán las obras del saneamiento del Eo para adecuar la zona, aunque, de momento, no hay fechas.

Este problema concreto de la ruptura del colector de Figueras se suma al problema general del saneamiento de la ría del Eo. La obra que debe poner fin a los vertidos de aguas residuales sin depurar está en marcha desde hace meses y el Principado baraja el verano de 2018 como la fecha de su puesta en marcha. Mientras la actuación no esté lista en su totalidad seguirán produciéndose vertidos al estuario, que alarman a los visitantes y los vecinos poco acostumbrados a convivir con esta situación. "Los vertidos genéricos a la ría son una constante, y en verano hay más gente en la zona pendiente", explican los locales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine