30 de julio de 2016
30.07.2016

Amenazan con cortar la electricidad a Astur Leonesa por una deuda de 250.000 euros

La empresa minera niega los impagos y acusa a la suministradora, una firma de Victorino Alonso, de tratar de hundirla

30.07.2016 | 05:40

La empresa Distribuidora Eléctrica del Sil, S.L. (Desil) ha anunciado que procederá al corte del suministro eléctrico a la Compañía Minera Astur Leonesa por el impago de facturas que la eléctrica eleva hasta los 250.000 euros. La empresa minera de Rodolfo Cachero y la distribuidora mantienen un contrato de acceso a la red que Desil denuncia que Astur Leonesa ha incumplido, dejando pendientes de pago facturas correspondientes a los meses de abril, mayo y junio "a pesar de que en dichos meses mantenía su actividad con normalidad y suministraba su producción de carbón a la Central Térmica de Compostilla", apunta la denunciante.

La empresa eléctrica asegura que ha requerido "de forma fehaciente a Astur Leonesa el pago de las facturas pendientes, sin que hasta la fecha se haya hecho efectivo", con lo que añade que se ve "abocada a proceder a la suspensión del suministro por impago, lo que ha sido puesto en conocimiento de la Administración por si procede la prescripción de alguna medida de seguridad", puntualiza la distribuidora.

La empresa de Rodolfo Cachero recuerda que Desil es una de las compañías que "pertenece al grupo Alonso, como Unión Minera del Norte (Uminsa), que opera en la mina interior de Cerredo, y con esta información lo único que evidencia es la puesta en práctica de otra de las estrategias diseñadas por el empresario Victorino Alonso para tratar de hundir a un competidor". Astur Leonesa defiende que no solo está pagando su consumo, "también venimos pagando la luz que consume Uminsa por un importe superior a 1,5 millones de euros, sin que la empresa del grupo Alonso haya pagado ni un solo euro, a pesar de habérsele requerido judicialmente". Ante esta situación, Astur Leonesa asegura que "la empresa realmente deudora es Uminsa".

Regulación de empleo

Ante el anuncio de suspensión del suministro eléctrico, Rodolfo Cachero asume que "si Alonso quiere cortar, cortará, porque Desil es suya y puede hacer lo que quiera, pero los problemas llegarán después".

Astur Leonesa se encuentra con un Expediente de Regulación de Empleo Temporal abierto que afecta a toda la plantilla. El empresario reconoce que en la actualidad tienen más de 30.000 toneladas de carbón acumuladas y que la empresa no ha recibido las ayudas, "pero son dificultades que esperamos resolver; si creen que con esto vamos a cerrar están equivocados, lo que tendremos que hacer es cambiar de distribuidora".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine