17 de agosto de 2016
17.08.2016
Lne.es »

Las meriendas llenan el campo de San Roque, en Tineo

Los tinetenses piden salud al santo sanador, que es su segundo patrón

17.08.2016 | 04:09
Las meriendas llenan el campo de San Roque, en Tineo
Las meriendas llenan el campo de San Roque, en Tineo

Tineo cumplió ayer con sus tradiciones y el tiempo acompañó. A mediodía, el campo se llenó de familias y amigos que apenas dejaron una sombra libre para luego merendar. Previamente, los devotos de San Roque se reunieron ante la ermita del santo, desafiando a los rayos del sol, para hacerle llegar sus plegarias cargadas de buenos deseos.

"Tengo mucha devoción por San Roque, siempre venimos y le pido cosas importantes para mí", apunta María Pintado, del pueblo tinetense de Borres. No obstante, la salud siempre es una de las peticiones más repetidas entre las que se realizan al santo; no en vano, el sacerdote encargado de oficiar la misa, Cándido García, recordó que San Roque "es un santo sanador, que ayuda cuando hay enfermedad". Además, en su sermón, el párroco aseguró que la celebración de fiestas como las de San Roque en Tineo ayuda a conseguir un mundo mejor. "El día del bollo (por el lunes) vi más gente que ningún año en el campo, recordaba los mejores tiempos, cuando se juntaban todas las familias y pasaban aquí horas en armonía, algo que tenemos que transmitir a los más jóvenes", pidió García.

Y obedeciendo al mandato del sacerdote, finalizada la celebración religiosa, los manteles y las mesas se volvieron a desplegar bajo las sombras de San Roque y, sobre ellas, empanadas, filetes empanados, embutidos -entre ellos, el chosco de Tineo-, lacón y otras viandas en torno a las cuales se reunieron familias y amigos para disfrutar de una tarde en la que no faltó el acompañamiento de la música con conciertos de todos los estilos, desde el folk a las charangas.

"No fallamos ningún año, es una tradición familiar que cumplían mis abuelos, mis padres, ahora nosotros y espero que siga con la nueva generación", apuntaba Alejandro Merás, de Máñores, mientras compartía la comida con su familia. Precisamente, para muchas familias tinetenses, San Roque es el momento de reunirse de nuevo, de que regresen a casa los que están viviendo fuera y pasar una jornada juntos.

Las sensaciones de la Comisión de Festejos de Tineo sobre el desarrollo de las fiestas están siendo muy positivas. Aunque al San Roque tinetense todavía le quedan dos días de celebraciones para disfrutar en el centro de la villa: hoy, el día del niño, que comenzará con música en la plaza del Ayuntamiento a las 13.30 horas y que incluirá diversas actividades infantiles por la tarde, y mañana, con la despedida de las fiestas, día del esperado desfile de carrozas, en el que se verán hasta 16 creaciones y participarán unos 300 figurantes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine