11 de septiembre de 2016
11.09.2016

Fiesta fresca en Frexulfe

Cientos de personas vestidas de blanco y bien hidratadas disfrutan de la jira de Puerto de Vega, que cierra "Las Telayas"

11.09.2016 | 03:48

Ante el calor, los expertos recomiendan hidratarse bien y vestir ropas claras. Al pie de la letra siguieron estos consejos, en la jornada de ayer, los cientos de romeros que disfrutaron de la jira de Puerto de Vega. Una marea blanca invadió el entorno de la playa de Frexulfe, en una jornada que comenzó bajo un sol de justicia, que poco a poco se fue tornando en nubes grises. La diversión, eso sí, estuvo asegurada de principio a fin.

Tal y como manda la tradición, los romeros vistieron ropajes blancos y cintas de colores para dar alegría a la indumentaria. "Es una forma característica de vestir, que viene de los marineros de Puerto de Vega que comenzaron a ir de romería a Frexulfe. Ahora seguimos conservando aquella forma de vivir este día", explica Andrés Fernández. La celebración de ayer cerró por todo lo alto las fiestas de Nuestra Señora de La Atalaya, "Las Telayas". "Es la mejor forma de acabarlas", señala Fernández.

La diversión dio comienzo, como manda la costumbre, a mediodía, en el parque Benigno Blanco, desde donde partieron los romeros en dirección a la playa. El viaje, de tres kilómetros y que se culmina en tres horas, es uno de los mejores momentos del día, junto con el regreso de nuevo a la villa, ya caída la tarde. Ambos paseos están supeditados a las órdenes de Joaquín Hevia, el capitán de la jira desde hace casi cuatro décadas, que marca el paso de todo un pueblo.

Si algo tiene de especial esta celebración es que acoge en su seno a todo el mundo. Desde grupos de amigos de menor o mayor edad hasta familias enteras, que inculcan el amor por este día de generación en generación.

Ayer, por ejemplo, se estrenó en la jira Mónica, la niña de un año y medio de Diego Fernández y Mónica Paraja. Con los ojos muy abiertos, contemplaba todo lo que sucedía a su alrededor. "Desde pequeña queremos que siga la tradición, tiene que ir igual que el resto, de blanco y con el pañuelo", señala su madre. "Es un día muy bonito, todo el mundo va caminando y disfrutando hasta la playa, y allí comemos juntos", dice Paraja.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine