05 de octubre de 2016
05.10.2016

Los cambios entrarán en vigor en el verano de 2018

Los profesionales valoran la mejora estética prevista, pero lamentan que el gobierno local no tratara de consensuar la normativa con el sector

05.10.2016 | 04:12

Si se cumplen las previsiones del gobierno local, la ordenanza entrará en vigor en el verano de 2018, por lo que los hosteleros tienen por delante un año y medio para acomodar sus terrazas a las nuevas exigencias municipales. Estará prohibida la publicidad y se exigirá limpieza y cuidado para la zona de terraza, donde estará prohibido almacenar mercancías o residuos. Las mesas y sillas deberán de ser preferentemente de madera, aunque se admitirán materiales metálicos, bambú o mimbre. Además, los toldos y sombrillas deberán ser de tonos mates. Los permisos para las terrazas se tramitarán en la primera quincena de enero y tendrán una vigencia de un año.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine