04 de marzo de 2017
04.03.2017

Muere de forma repentina Juan Manuel Redondo, impulsor del vino de Cangas

"Se va el pilar que nos sostenía a todos", afirma la actual presidenta de la Denominación de Origen sobre el enólogo y bodeguero, de 51 años

04.03.2017 | 03:19
Juan Manuel Redondo probando los nuevos vinos de la bodega, el pasado mes de diciembre.

Juan Manuel Redondo Losada, director y enólogo de la bodega Monasterio de Corias y expresidente de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Vino de Cangas, falleció en la mañana de ayer a causa de una complicación cardiovascular en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA).

Redondo, que había cumplido 51 años el pasado mes de febrero, acudió al hospital comarcal Carmen y Severo Ochoa de Cangas del Narcea en la noche del jueves y de allí fue trasladado al HUCA donde no se pudo hacer nada por su vida.

Su repentino fallecimiento ha causado una gran consternación en el concejo cangués y en toda la comarca del Suroccidente, donde Redondo era muy conocido por su labor en la recuperación de la tradición vitivinícola de la zona.

Desde el año 2000 trabajó como director técnico de la bodega Monasterio de Corias y en 2012 fue nombrado presidente de la asociación Vino de Calidad de Cangas, que en ese momento gestionaba la Indicación Geográfica Protegida (IGP) Vino de Calidad de Cangas y que, poco después, pasaría a ser la Denominación de Origen Protegida Vino de Cangas. Estuvo al frente de la DOP hasta el pasado diciembre, cuando dio el relevo a Beatriz Pérez, de Bodegas Vidas, y asumió la secretaría de la asociación.

Pérez manifestaba ayer la gran pérdida que supone para la DOP y el proyecto del vino de Cangas la desaparición de Redondo, al que califica como "una persona muy generosa que nos pasó todo su conocimiento sin guardarse nada, era la persona que más sabía del vino de Cangas, de la viticultura y del lugar que se merecían nuestros caldos". Para la actual presidenta de la DOP, con Juan Manuel Redondo "se va el pilar que nos sostenía a todos".

Una sensación compartida por el resto de integrantes de la DOP. El bodeguero Antonio Álvarez, más conocido como Antón Chicote, insiste en que "era el todo de la DOP, parece que nos quitaron un brazo del cuerpo". Antón Chicote fue vicepresiente de la DOP durante la presidencia de Redondo y rememora que quien le animó a entrar fue él.

El alcalde cangués, José Víctor Rodríguez, recordó al expresidente de la DOP como "el que lideró el proyecto de conseguir un vino de calidad y la DOP", y lo retrató como "una persona que siempre sumaba y dispuesto a trabajar por el vino".

La capilla ardiente está instalada en el tanatorio del Reguerón de 10.00 a 14.00 horas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine