07 de junio de 2017
07.06.2017

Ana Santos: "La salud de las bibliotecas públicas es mejorable"

La directora de la Biblioteca Nacional elogia la historia del centro de Castropol, con 95 años: "Tenéis que estar muy orgullosos"

07.06.2017 | 03:47
El director del colegio La Paloma, José Manuel Fernández; el alcalde castropolense, José Ángel Pérez; Ana Santos; la teniente de alcalde de Castropol, Teresa Dorado, y la bibliotecaria Manuela Busto posan con parte de los alumnos que terminan su formación en La Paloma.

La directora de la Biblioteca Nacional, Ana Santos, acudió ayer a Castropol para clausurar la tercera edición del programa de animación lectora "Padrinos y madrinas de la lectura" y se confesó impresionada por la larga historia continua de la biblioteca local Menéndez Pelayo. "Tenéis que estar muy orgullosos de los 95 años de historia de esta biblioteca. En estos años muchos castropolenses se han podido acercar a los libros gracias a esta biblioteca y me pregunto cuántos no lo hubieran hecho sin ella. Hay que reconocer esta labor magnífica de tantos años".

Santos aseguró que una institución como la Menéndez Pelayo no se mantiene sin recursos, apoyo político y una bibliotecaria entusiasta como Manuela Busto. En este sentido, apremió al consistorio a celebrar por todo lo alto el centenario de la biblioteca local.

La directora de la Biblioteca Nacional también elogió el programa "Padrinos y madrinas de la lectura" que la Menéndez Pelayo promueve desde hace tres años junto al colegio público La Paloma. La iniciativa consiste en que los más mayores del centro lean a sus compañeros más pequeños, lo que permite fomentar la lectura y estrechar vínculos entre los escolares.

"Es un proyecto excepcionalmente bueno, no sólo es de animación lectora, sino vital. Es un acierto absoluto", apuntó la directora, que se convirtió en "Madrina de honor" de los quince alumnos de sexto de Primaria que este curso cierran su etapa escolar en La Paloma y que, por tanto, finalizan su labor como padrinos y madrinas de la lectura.

La directora de la institución madrileña también se refirió al estado de la red española de bibliotecas: "La salud de las bibliotecas públicas es mejorable, aunque en los últimos veinticinco años este país ha hecho un esfuerzo considerable y muy importante para mejorar la red". Incidió en este punto en la labor de los propios municipios que, como Castropol, han apostado por mantener estas instituciones.

Explicó que los usuarios de las bibliotecas crecen y, en este sentido, "hay capacidad de mejora y crecimiento". En cuanto a las necesidades, apuntó a la disposición de más dotación económica para aumentar los fondos: "Todo lo que sea invertir en comprar libros favorece a las bibliotecas y a toda la cadena del libro, es decir, a la industria editorial en sí misma. Además, es importante que los libros estén en un sitio público accesible para todos".

Reclamó también un aumento de la plantilla de bibliotecarios con contratos estables que permitan "mantener los proyectos con la sostenibilidad que estas instituciones necesitan" y también a la importancia de dotar a las bibliotecas de nuevos espacios más allá de las salas de lectura convencionales.

"Las bibliotecas no son sólo lugares a donde se va a leer, son espacios públicos, lugares de encuentro y sitios a los que se va a aprender otras cosas. Hacen una labor docente y social", precisó. A este respecto, indicó también que "la capacidad pedagógica de cualquier biblioteca termina donde termina la imaginación de las personas".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine