22 de junio de 2017
22.06.2017

Ence busca reducir olores y limpiar el emisario de la ría en su parada técnica anual

La papelera invierte más de cuatro millones de euros en esta operación, que emplea a unos 1.500 trabajadores

22.06.2017 | 01:45

La empresa papelera Ence ha iniciado la parada técnica anual en el centro de producción de Navia. La operación, que sirve para llevar a cabo labores de mantenimiento y mejora en las instalaciones, supondrá una inversión superior a los cuatro millones de euros y tiene como objetivo, aparte de mejorar la calidad de la producción, eliminar por completo el impacto oloroso de la actividad de la fábrica en el entorno. También se llevarán a cabo operaciones de limpieza en el emisario que transporta los efluentes de la fábrica a alta mar.

Un total de 1.500 trabajadores tomarán parte en la parada de Ence, en la que participan 110 empresas. Según los datos ofrecidos por la compañía, el 30 por ciento de ellas son asturianas, mientras que el resto son firmas especializadas del sector de la celulosa que proceden de Portugal, Brasil, Alemania y Austria.

Dividiendo las inversiones totales por apartados, 1,3 millones se destinan al capítulo ambiental, "principalmente para continuar avanzando en la reducción del impacto oloroso de la fábrica, reducir el impacto acústico de la factoría en su entorno, minimizar emisiones e incorporar mejoras en la calidad de su efluente", según apunta la firma en un comunicado. Ence seguirá avanzando en el Plan de Eliminación de Olores, "por el que se prevé que el impacto oloroso de la fábrica se vea reducido significativamente", un campo en el que "Ence mantendrá su esfuerzo inversor hasta la total erradicación de los olores".

Otros dos millones de euros irán a reforzar la fiabilidad de las instalaciones y mejorar la eficiencia de la cocción de la madera. Se trata de mejoras que incidirán positivamente en la calidad del producto final que Ence elabora en la fábrica de Navia. Otras operaciones, destinadas a una mayor seguridad industrial, se llevarán 1,1 millones de euros.

La parada servirá, asimismo, para "llevar a cabo una exhaustiva operación de limpieza" del emisario de la ría de Navia, que transporta hasta alta mar los efluentes de Ence, así como de otras industrias de la zona. Es una operación necesaria, explica la pastera, porque se ha detectado una pérdida de sección "por abundantes depósitos de contenido altamente graso procedentes de otro usuario del emisario, y que no tienen su origen en la fábrica de Ence".

La limpieza se llevará a cabo mediante una técnica avanzada, conocida como "pigging", elegida tras un estudio de todas las opciones. Consiste en la utilización de robots, "pigs", que deberán recorrer el interior de las tuberías y realizar un arrastre de los materiales depositados en el interior de las mismas. La empresa asegura que durante esta operación "en ningún momento se liberarán productos o residuos que puedan dañar la ría ni el medio marino".

La parada anual de Ence supone, entre otras cosas, un estímulo para el sector comercial y hostelero del concejo, que recibe centenares de trabajadores durante esos días. Se trata de un adelanto de la campaña de trabajo, que es recibido con buenos ojos por los empresarios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine