02 de agosto de 2017
02.08.2017

"Habrá fiesta", dicen los organizadores de la suelta del pato de Cueva

El Principado desautoriza el festejo y el Ayuntamiento dice que cumplirá con la ley

02.08.2017 | 03:58
Un momento de la suelta del pato del año pasado en Cueva.

"Habrá fiesta. Nosotros continuamos con los preparativos porque confiamos en otras administraciones". Es la respuesta de los organizadores de la fiesta de la suelta del pato de Cueva (Valdés) a la Dirección general de Ganadería, que desautoriza este cita festiva por estar al margen de la ley. En la fiesta, un animal (en este caso un pato) hace de señuelo y premio para un grupo de bañistas, que ha de apresarlo tras ser soltado en el agua. La normativa autonómica y local prohiben expresamente este tipo de acciones, toda una tradición en Cueva, que la mantuvo en los últimos años..

La polémica surgió en 2013 cuando un grupo de protección animal denunció el hecho. Desde entonces esta cita que se celebra todos los primeros domingos de septiembre genera controversia. Varios colectivos conservacionistas han presentado denuncias porque consideran que hay maltrato animal y, por tanto, vulneración de la ley autonómica la ordenanza municipal valdesana. Desde hace cinco años, un veterinario elegido por la organización confirma que los animales (se sueltan tres) no sufren estrés durante el juego.

El Principado, a través de la Dirección General de Ganadería, envió el pasado viernes una misiva a los organizadores en la que deniega el permiso. El portavoz de la comisión de fiestas confía ahora en el apoyo de otras entidades, como el Ayuntamiento de Valdés, que tiene que otorgar el permiso para la convocatoria. "Es una tradición. Se celebra desde hace décadas", indica el portavoz de los organizadores, José Peláez.

Peláez espera ahora que el Principado responda ahora a dos preguntas: por qué no se prohibió antes el festejo si las leyes que no permiten organizarlo son anteriores a la fecha; y por qué se organizan otros similares, como las corridas de toros, si hay maltrato animal.

La Alcaldesa en funciones, Ángeles Rodríguez (PSOE), indicó ayer que el Ayuntamiento "tiene que cumplir la ley, como no puede ser de otra forma". El gobierno sí autorizó la romería, según señaló Rodríguez, pero no se declara competente para autorizar la utilización de un animal en unos de los juegos acuáticos.

Por su parte, la portavoz de la Asociación Nacional Animales con Derechos y Libertad (Anadel) en Asturias, Elena López, felicitó al Principado e indicó que las instituciones lo que hacen es cumplir la ley. "Valdés no puede organizar un acto que no permite su propia normativa local", dijo. Se refiere a la ordenanza municipal de protección y tenencia animal que prohíbe utilizar a seres vivos en juegos y entregarlos como trofeos. Esta norma fue impulsada por Izquierda Unida de Valdés.

Una sentencia reciente del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 5 de Valencia pide que se condene al Ayuntamiento de Sagunto por cometer una infracción grave al autorizar este mismo juego en 2012. La multa podría oscilar a los 30.001 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine