03 de agosto de 2017
03.08.2017

Una moto acuática mejora la respuesta a las emergencias en las playas de Valdés

El vehículo podrá acceder a Barayo, donde hace unos días se produjo un ahogamiento, y a las calas sin vigilancia del entorno

03.08.2017 | 03:42
La moto acuática, ayer, en las playas de Luarca.

Valdés mejora el servicio de vigilancia y socorrismo en las playas del concejo. La empresa adjudicataria del servicio ha destinado a Luarca una moto acuática que garantiza mejor reacción en caso de emergencia.

El coordinador de la vigilancia de playas en Valdés, Javier Reguera, explicó ayer que la moto y la plataforma de rescate que lleva acoplada "acorta los tiempos de respuesta y permite acceder a lugares donde no puede llegar una embarcación".

Todo depende de las condiciones del mar, pero con la moto acuática los socorristas podrán acceder en cinco o siete minutos a la playa de Barayo, donde recientemente se ahogó un bañista, en una media de cinco minutos a la playa de Otur y de seis a la de Cueva.

Este servicio estará operativo en todo el concejo. Las playas que actualmente cuentan con socorristas son las de Luarca, Otur, Cueva y Cadavedo. Con la moto se podrá prestar asistencia a otros arenales agrestes del concejo, según indicó el concejal de Obras y Servicios, Ricardo García Parrondo (PSOE).

A este respecto, el edil indicó que se mejora el servicio de vigilancia en un año donde la falta de compromiso con las recomendaciones de los profesionales han generado polémica. La moto estará operativa, junto al resto de material de salvamento, hasta el 10 de septiembre, en horario de 12.30 a 19.30 horas.

La empresa que gestiona el servicio de vigilancia en playas en Valdés también lo hace en Ribadedeva, Ribadesella, Colunga, Carreño y Coaña. Sólo tiene moto acuática en Valdés y Ribadesella.

En lo que va de verano, el Occidente ha tenido que lamentar la muerte de un bañista en la playa de Barayo, que comparten Navia y Valdés. El año pasado, la Guardia Civil tramitó varias denuncias por imprudencias. En Valdés se multó a tres bañista de una misma familia por acceder al agua con bandera roja. La multa está tramitada a través de la Delegación de Gobierno en Asturias y alcanza los 3.000 euros por persona.

De cara al próximo verano, Valdés mantendrá esta moto acuática si la adjudicación sigue en manos de la misma empresa, y sumará una más cedida por el Servicio de Emergencias del Principado de Asturias. Así lo confirmó el concejal de Obras y Servicios, quien indicó que el Consejero de Presidencia, Guillermo Martínez, se ha comprometido a dotar a Luarca de este recurso en el verano de 2018.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine