06 de septiembre de 2017
06.09.2017

Alarma en la comarca por la expansión de la avispa asiática

Los insectos han entrado en las casas en Luarca y aparecen muertos en la vía pública

06.09.2017 | 09:23
El nido de avispa asiática que se encuentra en al acceso a la playa de Navia.

La expansión de la avispa asiática preocupa en el occidente asturiano. El insecto está presente en casi todos los concejos de esta comarca. Las últimas llamadas se recibieron desde Navia y Navelgas (Tineo).

En la capital naviega hay un nido en la arboleda de la playa. El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil conoce el caso, pero, de momento, no ha actuado, según advierten los vecinos.

En el mismo centro de Navelgas hay otro nido que ha llamado la atención de los vecinos. De este caso también es conocedora la Guardería del Principado.

La Coordinadora para el Estudio de las Especies Marinas (Cepesma), con sede en La Mata (Valdés), retira los nidos. El pasado sábado se hizo con uno en Villar de Luarca el que estima que habitaban 5.000 avispas asiáticas, una cifra que da la magnitud del que muchos consideran un grave problema. Las medidas de esta "casa" de "Vespa velutina" eran: 168 centímetros de perímetro y 91 centímetros de altura, según documentó el presidente de la Cepesa, Luis Laria.

El pasado fin de semana, algunos vecinos de Luarca se quejaron por la presencia de avispas en el interior de sus casas. También han aparecido muertas en plena vía pública de Villar.

En caso de localizar un nido, los vecinos pueden llamar al Principado a través de Emergencias (112) o a la Cepesma. La última entidad es más rápida en la retirada. En ambos casos, los equipos tienen que ir debidamente protegidos para evitar un ataque masivo de las avispas y actuar, a ser posible, al atardecer o por la noche, cuando los insectos se han retirado al nido.

La presencia de esta avispa "asesina" (parte su alimento son las abejas) preocupa a una parte de la ciudadanía por sus posibles ataques o picaduras a las personas, pero también a los productores de miel. La asociación que reúne a los productores del oeste de la comarca, donde se detectaron los primeros nidos, advierte de los cuantiosos daños en las colmenas de abejas. La avispa asiática se las come a un rimo trepidante. La presidenta del colectivo, Andrea González, destacó en varias ocasiones el daño en las producciones locales y la ausencia de medidas especiales y constantes para impedir el avance por el Occidente. La administración, según denuncian los apicultores, no suministra trampas a los productores, como, en cambio, se está haciendo en Galicia.

La Cepesma asegura que hay muchos nidos sin localizar y que el insecto está más expandido de lo que se ve a simple vista porque puede anidar en lugares inaccesibles. La estima es que el insecto está presente en toda al comunidad. De hecho, ha traspasado fronteras y hay documentados nidos en todo el norte de España.

El primero se localizó en 2010. Al Principado llegó en 2014, al menos según los datos de que dispone la administración. El Principado puso en marcha un protocolo de actuación, pero el insecto continúa su expansión. El Ministerio de Agricultura también diseño un plan de gestión, control y posible erradicación del insecto.

Según los expertos, la avispa asiática está colonizando el norte de España a un ritmo de unos 50 kilómetros al año. Puede comer entre 25 y 50 abejas diarias.

El también conocido como avispón es originario del sureste asiático. Fue detectado por primera vez en Europa en Lot-et-Garonne, en Francia. Los nidos son grandes y esféricos (normalmente sobrepasan los 40 cm de diámetro), según el Ministerio, y suelen encontrarse en las copas o en partes altas de los árboles.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine