05 de abril de 2018
05.04.2018

Ribadeo enseña la película de Mario Casas

"Mucha gente asturiana me preguntó por ella y por eso la proyectamos", dice el encargado del cine ribadense, que estrena la cinta mañana

05.04.2018 | 02:48
Aitor Mantxola, director de fotografía, y Mario Casas, en los molinos de Mazonovo.

Los vecinos de la comarca tendrán una oportunidad para ver en la zona la película "Bajo la piel de lobo", la cinta rodada la pasada primavera en varios enclaves del Occidente y que protagoniza el actor gallego Mario Casas. El cine de Ribadeo, muy frecuentado por vecinos del Noroccidente por ser el único existente entre Avilés y Lugo, proyectará la película desde mañana al martes de la semana que viene en el pase de las once de la noche.

"En condiciones normales no la hubiéramos proyectado, pero como se rodó aquí cerca mucha gente asturiana me preguntó por ella", confiesa el encargado de Cines Cinelandia, Julián Vega. Y es que este pequeño establecimiento apuesta por cintas más comerciales, al disponer tan solo de dos salas de proyección. No obstante, consciente de que buena parte de su clientela procede de Asturias, ha decidido dar una oportunidad al primer largometraje del director noreñense Samu Fuentes.

"Lo hacemos intentando satisfacer a la clientela asturiana", añade Vega, que es consciente de que la película ha generado mucha expectación en el Occidente y que mucha gente, ya sea porque participó de extra en el rodaje o por curiosidad, quiere conocer el resultado final. No obstante, Vega no sabe si finalmente funcionará, a juzgar por la modesta recaudación que la película ha registrado a nivel nacional.

La cinta cuenta la historia de Martinón, un alimañero solitario interpretado por Mario Casas, que comparte protagonismo con las actrices Irene Escolar y Ruth Díaz en el papel de Adela y Pascuala respectivamente.

El rodaje de la película, de la que los críticos destacan su espectacular fotografía, se inició en el Pirineo de Huesca y se trasladó a finales de marzo de 2017 al Occidente, en concreto a los concejos de Villayón, Pesoz, Taramundi y Santa Eulalia de Oscos. Durante los díez días en los que el equipo estuvo en Asturias se rodaron escenas en enclaves como las cuevas del Pímpano (Villayón), el pueblo de Argul (Pesoz), los molinos taramundeses de Mazonovo o el pueblo santallés de Quintá.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine