Desfile de reses en honor de San Antonio. Mañana, sábado, 11 de junio, se celebra en Pola de Allande la tradicional feria ganadera que desde hace 40 años, reúne en la localidad a los mejores ejemplares de la raza asturiana de los valles de la zona.

El certamen, que se creó en 1982 y en este 2022 llega a las cuatro décadas –desde sus inicios hubo dos años que no se celebró, el último de ellos a causa de la pandemia de coronavirus–, tiene como finalidad dar a conocer la calidad del vacuno del concejo –cuenta con más de 10.000 reses–, mayoritariamente de la raza asturiana de los valles, así como dar visibilidad al trabajo de los ganaderos y ganaderas del concejo y premiar su esfuerzo en la selección y mejora del vacuno de la raza asturiana.

El concurso tendrá lugar en el recinto ferial, estando previsto el inicio para las 11.00 horas. Un desfile de las reses de las distintas categorías ante el juez, para su calificación, abrirá la jornada. Este pase se prolongará hasta las 14.00 horas, momento en el que se hará una pausa para la comida, para continuar por la tarde, de 16.00 a 18.00 horas.

A partir de las 20.00 horas tendrá lugar en el parque del Toral el tradicional pincheo que el Ayuntamiento de la localidad ofrece a los asistentes. Una buena antesala para el acto de entrega de premios a los propietarios de las reses galardonadas, que dará comienzo en torno a las 21.00 horas.

Cuadro de Manolo Linares. | | CEDIDA A LNE

Estos premios están organizados a razón de tres para categoría de vacuno y su aptitud, y consisten en un obsequio e importe en metálico, estando además establecidos tres premios especiales para el mejor lote de aptitud normal, mejor lote de aptitud culón y a la mejor res del concejo. La cuantía total asciende a unos 10.000 euros, 6.000 en metálico aportados por el Ayuntamiento, y 4.000 en distintos útiles donados por empresas y entidades de la comarca.

Este año, con motivo del 40º aniversario del certamen, el premio a la mejor res del municipio consistirá en un cuadro especialmente hecho para la ocasión por el pintor Manuel García Linares.

Jornadas gastronómicas

Coincidiendo con el certamen ganadero, este fin de semana se celebran en los cuatro locales hosteleros de la localidad –Mesón El Casino, Restaurante Casa Gayón, Restaurante Lozano y Restaurante La Nueva Allandesa– las jornadas gastronómicas de la ternera de Allande, una cita que cumple ya trece años.

La propuesta consta de un menú de dos platos, uno a base de la citada ternera de Allande al estilo de la casa, así como postres y bebida, a un precio de 18 euros.

No debe olvidarse que Allande es lugar de buen comer. De ello da prueba la calidad de sus carnes roxas y de sus embutidos –chorizo, morcilla, chosco, androya, etcétera–. El pote de berzas, el cordero, la caza, tanto de pelo como de pluma, o las truchas de sus cristalinos ríos no dejan al visitante insatisfecho. Sin olvidar la cocina tradicional, la modernidad también da paso a especialidades tan interesantes como el repollo relleno y el pastel de verduras. Y para los viajeros más golosos, postres como los fillolos, requesón, natillas, tarta de avellana y arroz con leche.

Un cuadro de Manolo Linares para la “Mejor Res” de Allande

Un premio de concurso, a la altura del certamen local ganadero de Pola de Allande. El Ayuntamiento incorpora en esta especial edición una obra de galería de arte del pintor Manolo García Linares para distinguir a la “Mejor Res” del concejo. El autor del cuadro ha realizado un trabajo ex profeso para la ocasión: un lienzo en el que plasma la imagen de una vaca de la raza Asturiana de los Valles mientras en segundo plano se percibe la capital del municipio. Se trata de un premio inusual en un concurso ganadero, aunque si en algún lugar del mundo podía darse esta fusión es en Allande, el lugar al que el artista de Navelgas (Tineo) está vinculado desde su nacimiento por su condición de hijo de madre allandesa. Además, García Linares ha recorrido el mundo compartiendo experiencias con emigrantes allandeses, y desde hace más de medio siglo se mantiene firme como un faro de referencia para el mundo rural, de manera especial para el del suroccidente. La humanidad, la generosidad y el talento que desborda Linares le reivindican como un orgullo de su Asturias rural, esa que en el caso de Allande se da cita en el certamen de San Antonio para mostrar una cabaña ganadera selecta, consagrada como la principal actividad económica del concejo. La vida en el campo ha experimentado avances significativos en las últimas décadas, sin embargo, apenas ha logrado reducir un ápice el esfuerzo titánico que se libra en cada casería. En todas ellas han hecho un trabajo desmedido, con absoluta vocación y poniendo un mimo indescriptible para preparar las reses que compiten en el 40º certamen ganadero, que reúne más de un centenar de ejemplares aspirantes a ser coronados como “Mejor Res” del municipio de Allande, cuya ganadora obtendrá como premio el cuadro del pintor y escultor Manolo García Linares. Allande no había vuelto a vivir un esplendor como el que disfruta el sector ganadero desde la época dorada de los indianos, muchos de ellos propietarios de lienzos de este artista. Su obra, también desde ahora, se incorpora a la colección de un orgulloso labrador.