Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La ruta jacobea naviega se mete en el móvil

El Instituto Galileo Galilei diseña una aplicación para los peregrinos que recalan en el municipio: “Es una forma diferente de aprender”

Profesores y alumnos del Galileo Galilei, de Navia, con la aplicación jacobea creada en el instituto Tania Cascudo

“Navia en el Camino” es el título de una aplicación móvil dirigida a los peregrinos que recorren el municipio naviego dentro de su ruta a Santiago de Compostela. Hasta ahí, todo normal. Lo extraordinario de este proyecto es que se trata de una aplicación diseñada y elaborada íntegramente por el instituto local Galileo Galilei. “Es una forma diferente de aprender”, dicen desde el centro de esta iniciativa desarrollada con la implicación de una docena de profesores y más de cien estudiantes durante este curso que está a punto de terminar y también a lo largo de una parte del pasado. Ayer fue presentada públicamente, para orgullo de sus jóvenes gestores.

La idea surgió del profesorado de la sección bilingüe del instituto, conocedor del crecimiento que está experimentando la ruta jacobea y de la cada vez mayor presencia de peregrinos en el concejo. “Nos pareció interesante desarrollar una app y nos encajaba muy bien, ya que permitía trabajar muchas asignaturas”, señala el profesor de inglés Miguel García. En inglés se prepararon los contenidos, que son bilingües (están disponibles en inglés y castellano), con Educación Física planearon visitas de campo para fotografiar y documentar la ruta, en Biología se estudió la fauna y la flora del concejo y en las materias más tecnológicas se abordó la programación de la aplicación. En definitiva, fue un proyecto multidisciplinar que logró implicar e ilusionar a todos los chavales participantes.

Parte del equipo estudiantil que participó en el desarrollo de la aplicación. Por la izquierda, Aliyu Nauke, Inés Sánchez, Hassan Ahmed, María Méndez, Aitana Pérez, Mara García, Daniela Rodríguez y Saúl Iglesias, ayer, en la zona de entrada del instituto naviego. T. Cascudo

“El objetivo era disponer de un producto con el que todo el mundo estuviera contento. El hecho de que la app salga a la calle y la gente vaya a ver algo que se trabajó durante meses en el centro es una satisfacción. Se trata de sacar un trabajo del aula para dar un servicio y que los chavales vean su utilidad”, subraya el profesor de Matemáticas Roberto Manín, convencido del impacto positivo que proyectos de este tipo causan en los jóvenes. Además, añade, contribuyen a la cohesión del propio centro: “Romper barreras y sacar adelante cosas en común tiene una calidad enorme”.

Entre otras asignaturas, Manín imparte para segundo de Bachillerato una optativa bautizada “Proyecto de investigación integrado”, que este curso se dedicó exclusivamente al desarrollo de esta aplicación. Se organizó la clase en cinco grupos y cada uno tuvo el cometido de desarrollar su propia aplicación. Al final, se escogió “la más atractiva”.

Son muchas las aplicaciones relativas al Camino de Santiago que se pueden descargar actualmente, pero esta es única del concejo de Navia. “Está dirigida al peregrino que hace parada en el municipio”, exponen. La aplicación naviega, que ya se puede descargar de manera gratuita, ofrece datos relativos al itinerario jacobeo a su paso por el concejo, pero también información complementaria como datos sobre personajes ilustres, elementos patrimoniales, zonas de descanso, albergues o puntos de asistencia sanitaria.

Respaldo municipal

Todo este trabajo permitió a los propios estudiantes conocer aspectos desconocidos de su municipio. Lo reconoce Hassan Ahmed: “Aprendimos bastante sobre el Camino y cosas que no sabíamos del concejo. Resultó interesante”. Para su compañera Inés Sánchez es una satisfacción haber participado en un proyecto tan útil: “Me parece que va a servir para mucho porque muchos peregrinos paran aquí. Si fuera mi caso, me sentiría más cómoda con una aplicación así”. Los jóvenes participaron ayer activamente en la presentación pública de la aplicación, que cuenta con el respaldo del Consistorio naviego.

Esta aplicación se suma a la larga lista de proyectos innovadores que lleva a cabo el instituto naviego, en el que se forman más de seiscientos estudiantes. “Aquí se trabaja muy bien. Es una balsa de aceite y, con ese ambiente, las cosas salen”, subraya Manín, que lleva más de una década en Navia.

Compartir el artículo

stats