Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Félix Martín

Lluvia de dinero “sostenible” en Tapia de Casariego

La reciente concesión de casi dos millones de euros de los fondos europeos, y que se anuncia como no podía ser menos con el eufemismo correspondiente, es decir, “Plan Nacional de Sostenibilidad Turística en destino Xacobeo La Mar de Rural”, supone para Tapia de Casariego una oportunidad espléndida. En lo referido a los objetivos arqueológicos de dicho plan, pone en bandeja la oportunidad (tras la declaración de Bien de Interés Cultural) de buscar y exhibir el ADN de nuestro pueblo, tal y como estudió en su día el profesor tapiego Lavandera Campoamor.

Los castros de Santa Gadea, El Esteiro (en permanente promesa de excavación, pero en continua degradación y riesgo de destrucción), y El Toxal (aquí están los “genes” de Tapia), son un reto de altura para situar a nuestro pueblo en la ruta de los castros de la cuenca del Navia, y exhibir un escaparate que cada día reclama a un mayor número de curiosos, arqueólogos, estudiantes, visitantes o turistas.

Sería la ocasión, igualmente, para que por fin, el Parque Histórico del Navia pusiese en valor a nuestro pueblo más allá de sus carteles anunciadores. La consejería de Cultura acaba de aprobar el “Plan Director para la Gestión del Patrimonio Castreño en Asturias”, y este debe ser el camino.

Ahora, urge que el Ayuntamiento tapiego establezca un convenio de colaboración y guía con el Museo Arqueológico de Asturias, es decir, con los únicos profesionales capaces de abordar este tema con absoluta solvencia. Pero además, y en lo referido al Toxal, convergen los equipamientos del albergue de peregrinos (en Año Jacobeo bis), y el lavadero de Represas, cuya intrahistoria etnográfica debería ser representada en su interior con los utensilios antiguamente usados por las lavanderas, así como por medios infográficos, recreaciones virtuales, código QR, y claro, con el acristalamiento de todo su perímetro. Todo en el mismo pack, supondría para Tapia de Casariego un aliciente de categoría, a la vez que, la correcta inversión de una parte de la lluvia de dinero procedente de Europa, dinero “sostenible”, dicen.

Compartir el artículo

stats