El Día del Libro

21.04.2008 | 00:00
El Día del Libro El Día del Libro

-...Bueno, y hasta aquí esta somera disertación acerca de mi libro.


-¡Bravo, bravo!


-En fin... No sé si queréis comentar algo...


-¡Bravo, bravo!


-...Alguna duda, algún matiz...


-¡Acojonante! ¡Yes el mejor!


-Mamá, por favor...


-La oda a la tu prima ye lo máximo, José Luis.


-Mamá...


-¿Y el canto a la utopía? Eso ye pa echa-y de comer aparte.


-¿Alguna pregunta?


-Reflejes como nadie la realidad circundante: lo místico y lo onírico, el amor desgarrador por el voleivol...


-¡Mamá, por favor!


-Yes whitmaniano, quevedesco, manriqueño...


-¡¡¡Mamá!!!


-¡El putu amu! ¡Tiéneslo tó!


-¿Quieres dejar que hablen los demás?


-¿Pero quién, fíu? Si no vino ni Dios...


-Ése... ese señor...


-Déjalu, probe. Durmiose cuantayá.


-Ah.


-Empezó a apigazar con lo de las tardes errantes y digo: ésti no llega al final...


-Ah.


-No te vengas abajo, José Luis. ¡Tuviste espectacular!


-Vale ya, mamá.


-¿Quies que llame al bedel pa que venga a facer bultu?


-Mamá...


-Tú tas ahí por méritos propios, ¿oíste? No-y debes nada a nadie. Pero, claro, cómo no tienes padrín...


-No empieces ya.


-¡Manda-y los poemas a García Martín!


-Mamá...


-Tienes que movete, Josín. Habla con Paco García, que te haga un monográfico o algo...


-Anda, vamos pa casa.


-Tienes mucho talento, José Luis. Tenías que tar en la TPA.


-Por favor, mamá...


-¿Quies que hable yo con Ornia? Ahí tienen sensibilidad cultural.


-Vale ya.


-No te desanimes, ¿oíste? ¡Taba poco anunciao! Esto de los libros...


-Anda, vamos.

-Lo tuyo ye el verso libre, lléveslo dentro, mamástelo de pequeñu.

-Gracias por su asistencia.


-Tienes un orbe poéticu tan profundo, tan radical, que igual te llamen pa la Laboral...


-Despierta a ese señor, mamá.


-Meca, ye verdá. Y tú recoge el libru.


-Sí. Que tenemos que marchar...

www.maxirodriguez.es

Enlaces recomendados: Premios Cine