«13, rue del Percebe»

19.05.2008 | 00:00
«13, rue del Percebe»
«13, rue del Percebe»

Andaría por los 9 o 10 años cuando descubrí, en «Tiovivo», la primera viñeta-página creada por Francisco Ibáñez y bautizada como «13, rue del Percebe», y puedo asegurar que el éxito, entre críos y no tan críos, fue inmediato. No sé si, paralelamente, desde las alturas del régimen intentaban narcotizarnos con otras cosas ñoñas y políticamente correctas, pero lo cierto es que la sátira de la vida cotidiana, sus normas y principios, disponía de unos cauces insólitos que no captaban los censores: así, gracias a las historietas y personajes del «Pulgarcito», «Jaimito», «Tiovivo», «DDT» y «TBO», sin apenas darnos cuenta, íbamos desarrollando el sentido crítico y la capacidad de reírnos de todo lo establecido, que es algo que preocupa seriamente a los que tienen el poder o aspiran a él.


Cuarenta y tantos años después, la «rue del Percebe» no ha perdido vigencia...


-¿Que qué, ho? ¿Cómo que nun notes el cambiu? ¡Pues ta bien claro que el partíu cambió, joé!...


-Pues, fiu, yo nun vos veo ná especial. Home, igual influyen algo les treinta dioptríes que tengo en cada güeyu, pero el caretu parezme el mismu...


-¿Pero nun te das cuenta que, agora, somos muncho mas simpáticos que fai dos meses, ho, que ye lo que hay que facer pa crecer en votos? Vamos, que yo mírome en el espeju cada mañana al afeitáme, y alcuéntrome graciosísimu y arrebataor, ¡y como insistas en que nun tamos más simpáticos, métote un fostiazu que nun vas necesitar inyectar silicona en los morros en un trieniu!


Entre los personajes de la «rue del Percebe», había un moroso perpetuo, un ratón sádico, un caco patoso -que robaba cosas insólitas-, un ascensor que no funcionaba y un tendero que hacía trampas con la báscula...


-Bueno, neños: visto que lo de la «transferencia hídrica» del Ebru a Barcelona nun nos salió mal del too, el capítulu siguiente ye llevar el agua del Sil al Bancu España, pa que, en lugar de andar con papeleos y rollos, los funcionarios busquen pepites de oro con el cedazu...


-¡Mecaaa! Si facemos eso, los de la oposición van ponése como... ¡Ah, maaadre! ¿Qué te pasa, ho? ¿Otra vez? Espera, que voy por la fregona y un pañal de adultu... Pero, oye, Silverio, vas tener que dir al médicu pa vixilar la «próspera», ¡que nun ye normal que, cada vez que oyes el palabru «oposición», empieces a reíte y acabes mexiándote!


En medio de la negada crisis económica, de la amenazante subida del precio de la energía eléctrica, y de la evidencia de que la industria naval gijonesa lleva el mismo camino que la «Escuadra Invencible» de Felipe II, menos mal que contamos con un mecanismo democrático de control al Gobierno


-¡No, si ye que menudes fieres somos, cuando ye cuestión de defender el interés públicu! En la próxima xorná de control parlamentariu al Gobiernu vamos preguntá-y al presidente qué tratamientu sigue pa les pates de gallu, y, sobre too, con que perres lu ta pagando.


-Esto... Sí, la verdá, menudu bombazu dialécticu, ye como pa pasar a los llibros de historia sólo por esi rasgu de xenialidá.


-¡Y eso nun ye too, ne! Tamos estudiando una propuesta pa que se traduzcan el «Himnu a la Virxen de Covadonga» y el «Axuntábense» a toes les lengües autonómiques...


-Oye, ho, y, siguiendo esi arrebatu creativu y pa contrarrestar lo del «Chiki Chiki», ¿nun se vos ocurrió, por exemplu, facer un concursu-oposición pa poné-y música a les Encícliques Papales, ho?


-¡Anda, qué ideaaaa! ¡Pues ahora mesmu vamos meténos a ello! ¡Ay! Nun sé si será por la pasión y simpatía que, desde que cambiamos, tamos poniendo en tóo, pero pa mi idea que, en esta lexislatura, vamos parir otru «Siglu de Oro».

Enlaces recomendados: Premios Cine