Cien líneas

Un héroe traicionado

 03:11  
Un héroe traicionado
Un héroe traicionado 

JAVIER NEIRA Ortega Lara, que pasó 532 días en un agujero de la ETA -tras su liberación los terroristas secuestraron y asesinaron a Miguel Ángel Blanco: una respuesta escalofriante-, se va del PP; María San Gil, que estaba con Gregorio Ordóñez cuando lo asesinaron y que tras ese terrible crimen ingresó en el PP y desde entonces se juega la vida -y la de su familia- a diario, también lo deja o al menos los cargos; antes se habían ido Zaplana y Acebes, y ayer Rato declaraba que no quiere ni hablar con Rajoy, que hace sólo unas semanas llegó a invitar a la mismísima Esperanza Aguirre a irse del partido... Aznar está que echa humo.

Cómo será la cosa que incluso Gabino de Lorenzo, en su día el alcalde más votado de España en ciudades por encima de cien mil habitantes, acaba de anunciar que se limitará a los servicios mínimos, que, sospecho, tendrá que cumplir en otro partido, porque el PP puede desaparecer antes del solsticio de verano.

Mientras tanto, Fraga y Gallardón, la pareja genuinamente representativa de la extrema derecha como padre e hijo predilecto de AP -la gente de derechas y los centristas estaban en UCD-, son el gran apoyo de Rajoy, amén de una nueva generación de jóvenes melifluos sin valores políticos así que sólo interesados en el poder, y unos barones territoriales, padrinos de los fabulosos negocios que se tejen en las taifas españolas.

De golpe, hemos vuelto a los ochenta: un PSOE todopoderoso y una extrema derecha rendida a sus pies, dispuesta a lo que sea para no ganar jamás unas elecciones, aunque, eso sí, viviendo como marajás de las rentas de capitanear una oposición de tongo.

Ojo, los votantes del PP no están por la labor, así que ya veo a Rajoy-Gallardón presidiendo un PP tan menguado como de rodillas, y el nacimiento del Partido Liberal con más de la mitad de la derecha española detrás y, atención, incluida la Iglesia, ya en las catacumbas.

Ortega Lara, que pasó 532 días en un agujero de la ETA -tras su liberación los terroristas secuestraron y asesinaron a Miguel Ángel Blanco: una respuesta escalofriante-, se va del PP; María San Gil, que estaba con Gregorio Ordóñez cuando lo asesinaron y que tras ese terrible crimen ingresó en el PP y desde entonces se juega la vida -y la de su familia- a diario, también lo deja o al menos los cargos; antes se habían ido Zaplana y Acebes, y ayer Rato declaraba que no quiere ni hablar con Rajoy, que hace sólo unas semanas llegó a invitar a la mismísima Esperanza Aguirre a irse del partido... Aznar está que echa humo.

Cómo será la cosa que incluso Gabino de Lorenzo, en su día el alcalde más votado de España en ciudades por encima de cien mil habitantes, acaba de anunciar que se limitará a los servicios mínimos, que, sospecho, tendrá que cumplir en otro partido, porque el PP puede desaparecer antes del solsticio de verano.

Mientras tanto, Fraga y Gallardón, la pareja genuinamente representativa de la extrema derecha como padre e hijo predilecto de AP -la gente de derechas y los centristas estaban en UCD-, son el gran apoyo de Rajoy, amén de una nueva generación de jóvenes melifluos sin valores políticos así que sólo interesados en el poder, y unos barones territoriales, padrinos de los fabulosos negocios que se tejen en las taifas españolas.

De golpe, hemos vuelto a los ochenta: un PSOE todopoderoso y una extrema derecha rendida a sus pies, dispuesta a lo que sea para no ganar jamás unas elecciones, aunque, eso sí, viviendo como marajás de las rentas de capitanear una oposición de tongo.

Ojo, los votantes del PP no están por la labor, así que ya veo a Rajoy-Gallardón presidiendo un PP tan menguado como de rodillas, y el nacimiento del Partido Liberal con más de la mitad de la derecha española detrás y, atención, incluida la Iglesia, ya en las catacumbas.

Ortega Lara, que pasó 532 días en un agujero de la ETA -tras su liberación los terroristas secuestraron y asesinaron a Miguel Ángel Blanco: una respuesta escalofriante-, se va del PP; María San Gil, que estaba con Gregorio Ordóñez cuando lo asesinaron y que tras ese terrible crimen ingresó en el PP y desde entonces se juega la vida -y la de su familia- a diario, también lo deja o al menos los cargos; antes se habían ido Zaplana y Acebes, y ayer Rato declaraba que no quiere ni hablar con Rajoy, que hace sólo unas semanas llegó a invitar a la mismísima Esperanza Aguirre a irse del partido... Aznar está que echa humo.

Cómo será la cosa que incluso Gabino de Lorenzo, en su día el alcalde más votado de España en ciudades por encima de cien mil habitantes, acaba de anunciar que se limitará a los servicios mínimos, que, sospecho, tendrá que cumplir en otro partido, porque el PP puede desaparecer antes del solsticio de verano.

Mientras tanto, Fraga y Gallardón, la pareja genuinamente representativa de la extrema derecha como padre e hijo predilecto de AP -la gente de derechas y los centristas estaban en UCD-, son el gran apoyo de Rajoy, amén de una nueva generación de jóvenes melifluos sin valores políticos así que sólo interesados en el poder, y unos barones territoriales, padrinos de los fabulosos negocios que se tejen en las taifas españolas.

De golpe, hemos vuelto a los ochenta: un PSOE todopoderoso y una extrema derecha rendida a sus pies, dispuesta a lo que sea para no ganar jamás unas elecciones, aunque, eso sí, viviendo como marajás de las rentas de capitanear una oposición de tongo.

Ojo, los votantes del PP no están por la labor, así que ya veo a Rajoy-Gallardón presidiendo un PP tan menguado como de rodillas, y el nacimiento del Partido Liberal con más de la mitad de la derecha española detrás y, atención, incluida la Iglesia, ya en las catacumbas.

Ortega Lara, que pasó 532 días en un agujero de la ETA -tras su liberación los terroristas secuestraron y asesinaron a Miguel Ángel Blanco: una respuesta escalofriante-, se va del PP; María San Gil, que estaba con Gregorio Ordóñez cuando lo asesinaron y que tras ese terrible crimen ingresó en el PP y desde entonces se juega la vida -y la de su familia- a diario, también lo deja o al menos los cargos; antes se habían ido Zaplana y Acebes, y ayer Rato declaraba que no quiere ni hablar con Rajoy, que hace sólo unas semanas llegó a invitar a la mismísima Esperanza Aguirre a irse del partido... Aznar está que echa humo.

Cómo será la cosa que incluso Gabino de Lorenzo, en su día el alcalde más votado de España en ciudades por encima de cien mil habitantes, acaba de anunciar que se limitará a los servicios mínimos, que, sospecho, tendrá que cumplir en otro partido, porque el PP puede desaparecer antes del solsticio de verano.

Mientras tanto, Fraga y Gallardón, la pareja genuinamente representativa de la extrema derecha como padre e hijo predilecto de AP -la gente de derechas y los centristas estaban en UCD-, son el gran apoyo de Rajoy, amén de una nueva generación de jóvenes melifluos sin valores políticos así que sólo interesados en el poder, y unos barones territoriales, padrinos de los fabulosos negocios que se tejen en las taifas españolas.

De golpe, hemos vuelto a los ochenta: un PSOE todopoderoso y una extrema derecha rendida a sus pies, dispuesta a lo que sea para no ganar jamás unas elecciones, aunque, eso sí, viviendo como marajás de las rentas de capitanear una oposición de tongo.

Ojo, los votantes del PP no están por la labor, así que ya veo a Rajoy-Gallardón presidiendo un PP tan menguado como de rodillas, y el nacimiento del Partido Liberal con más de la mitad de la derecha española detrás y, atención, incluida la Iglesia, ya en las catacumbas.

      CONÓZCANOS:   CONTACTO |  LA NUEVA ESPAÑA |  CLUB PRENSA ASTURIANA |  PUNTOS DE VENTA |  PROMOCIONES      PUBLICIDAD: TARIFAS| AGENCIAS| CONTRATAR   
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de La Nueva España. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.


  Aviso legal
  
Otros medios del grupo
Diari de Girona | Diario de Ibiza | Diario de Mallorca | Empordà | Faro de Vigo | Información | La Opinión A Coruña | La Opinión de Granada | La Opinión de Málaga | La Opinión de Murcia | La Opinión de Tenerife | La Opinión de Zamora | La Provincia | Levante-EMV | Mallorca Zeitung | Regió 7 | Superdeporte | The Adelaide Review | 97.7 La Radio | Blog Mis-Recetas | Euroresidentes | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya