Centro Asturiano y Grupo Covadonga

Las cuitas que enfrentan a dos instituciones locales emblemáticas

26.04.2012 | 05:22
Centro Asturiano y Grupo Covadonga
Centro Asturiano y Grupo Covadonga

Cuando la sentencia judicial ratificaba el compromiso para la fusión por absorción del Centro Asturiano (CAHG) por el Grupo Covadonga (RGCC), a pesar del cambio de opinión del presidente del RGCC Enrique Tamargo no suficientemente explicado, parecía concluir este largo enredo de recursos e impugnaciones, pero aún faltan por escribirse capítulos judiciales tras conocerse que el Registro ha resuelto negar la baja del CAHG, y que tal resolución, dicen, ha sido recurrida en contencioso-administrativo que podría no ser rápido.


Los socios del Centro Asturiano recibimos una carta de Tamargo, fechada el 11 de abril, donde dice: «Según ya le habrá informado su Asociación? al haberse dictado ya la resolución firme denegando la inscripción de la fusión? cesa su derecho a la utilización de las instalaciones del RGCC». El CAHG no nos ha informado de tal cosa, ni de qué día cesó la comisión gestora de 4 miembros para culminar la fusión por absorción (que según Marco Tuñón en LNEG este martes 24 ha sido disuelta unilateralmente por Emilio Tamargo).


Unos sesenta socios del Centro Asturiano (CAHG) presentamos hace semanas un escrito aún no contestado en la secretaría del CAHG, dirigido a Marco Tuñón, último presidente del Centro Asturiano, y Enrique Tamargo, reelegido presidente del Grupo Covadonga, preguntando cuál es la situación económica del CAHG a 31 de diciembre de 2011, quiénes son los responsables de la gestión de la sociedad, el estado de la liquidación de las deudas, de la cancelación de los asientos en el Registro y de la culminación de la fusión por absorción del Centro Asturiano por el Grupo Covadonga.


Días después surge una plataforma de ex socios del «extinto Centro Asturiano» -según afirman-, para requerir a Enrique Tamargo y su directiva resolver y ejecutar la fusión, y querer impugnar su reelección como presidente del RGCC, y acaso solicitar daños y perjuicios por costes de la no ejecución de la fusión por absorción, recogiendo cientos de firmas y convocando una asamblea para el 2 de mayo. Claro que la solución no depende del número de firmas, sino de la sentencia del Juzgado contencioso administrativo.


Dice Marco Tuñón en prensa que él ya no es presidente del CAHG desde hace meses, que el CAHG funciona muy bien «por inercia» y que se contestará el primer escrito en la asamblea convocada a título particular sin carácter oficial. Por inercia se puede funcionar 1 o 2 meses, pero si la resolución del contencioso administrativo durara uno o dos años, ¿qué pasa con la deuda con Hacienda por el IVA de la venta de la planta baja de la sede del paseo de Begoña y demás gestiones? Seguimos sin noticias del prometido cubrimiento de la pista polideportiva en Mareo. ¿Unos por otros, entre tanto la casa sin barrer?


Cabe preguntarse si Enrique Tamargo, presidente del Grupo Covadonga, tiene voluntad de resolver y ejecutar la sentencia que ratificaba la fusión por absorción, y de gestionar con diligencia el Centro Asturiano; no sea que Marco Tuñón diga que la gestión actual corresponde a Enrique Tamargo, a su vez Enrique Tamargo diga que la gestión es responsabilidad de Marco Tuñón, llegue el otoño y volvamos a estar embargados por la Seguridad Social. Todas las comedias, aun de enredos, deben tener desenlace.

Enlaces recomendados: Premios Cine