EN DIRECTO
Sol y sombra

De la copla, la letra

 
De la copla, la letra
De la copla, la letra  

LUIS M. ALONSO Desconozco si es pertinente establecer una relación entre el rescate reclamado por ocho comunidades autónomas -Asturias se convirtió ayer en la octava- y el nuevo fervor federalista. Pero si no lo fuera, tendría, por fuerza de la lógica, que serlo.


Las autonomías y las autonosuyas se han revelado como un gasto insoportable para España. La prueba es que ocho de ellas han decidido ya solicitar el rescate a un país a punto de ser rescatado. Asturias, como sucede con el resto, lo hace para poder afrontar los pagos de este año.


El edificio autonómico no resiste. Normal, después de tantos años de despilfarro. Pero justo cuando el modelo de los diecisiete parlamentos parece no tener viabilidad, hay quienes pretenden enterrarlo haciendo resurgir la idea federalista, como si ésta fuese la solución territorial para unas instituciones tambaleantes y la deriva independentista de Cataluña.


Caemos en los mismos errores. En la Transición se pusieron en marcha con el éxito conocido las autonomías para domeñar los apetitos nacionalistas y pretendemos saciarlos ahora con una fórmula que el nacionalismo excluyente jamás aceptará, porque siempre ha estado en contra de la igualdad y en favor de la asimetría.


El federalismo es un encaje cómodo para el discurso socialista ante la disyuntiva de seguir con un modelo probablemente agotado o tener que admitir que el Estado centralista es el único capaz de garantizar la solidaridad interterritorial y la igualdad. No suena lo suficientemente progre ni atractivo el centralismo jacobino y posiblemente sea ya demasiado tarde para embridar las ambiciones de las taifas.


La izquierda necesita una excusa en Cataluña y en el resto de España para distinguirse de la derecha y plantear con una idea tan abstracta como inviable el futuro de este país, condenado una vez más a no entenderse por culpa del egoísmo y de los mitos. Durante años, coqueteó con el nacionalismo suavizando su reivindicación tan ajena a la idealizada igualdad. Ahora, elige una fórmula estéril para combatirlo e igual de inviable económicamente que la actual. De la copla, no se sabe siquiera la letra.

      CONÓZCANOS:   CONTACTO |  LA NUEVA ESPAÑA |  CLUB PRENSA ASTURIANA |  PUNTOS DE VENTA |  PROMOCIONES      PUBLICIDAD: TARIFAS| AGENCIAS| CONTRATAR   
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de La Nueva España. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.


  Aviso legal
  
Otros medios del grupo
Diari de Girona | Diario de Mallorca | El Diari | Emporda | Faro de Vigo | Informacion | La Opinión A Coruña | La Opinión de Granada | La Opinión de Malaga | La Opinion de Murcia | La Opinion de Tenerife | La Opinion de Zamora | La Provincia | La Nueva España | Levante-EMV | Mallorca Zeitung | Regio 7 | Superdeporte | The Adelaide Review | 97.7 La Radio | Blog Mis-Recetas | Euroresidentes | Loteria de Navidad | Oscars | Premios Goya