EN DIRECTO
El cormorán

Primer juicio y una póliza

El Festival de Cine de Gijón ha costado casi un millón de euros, dice el PSOE

 
Primer juicio y una póliza
Primer juicio y una póliza  

JAVIER MORÁN Esperamos para muy pronto la evaluación que de sí mismo realice el equipo gerencial de esta 50.ª edición del Festival de Cine. Como nadie está obligado a declarar contra sí mismo, y como esta máxima judicial se ha incorporado a la política con absoluta naturalidad y complacencia, debería esperarse poco de lo que los gestores públicos digan de sí mismos. No obstante, no queremos prejuzgar nada, ya que además, una vez conocidos ciertos tics, es posible incluso leer la mente de un compareciente público, es decir, ir más allá de sus palabras, y adentrarse en su mente. En mi época de profesor esto funcionaba magníficamente con mis alumnos cuando les decía: «Mira, ten presente que te estoy leyendo la mente»; o bien: «Llevamos tres cursos juntos y eres perfectamente transparente». Quién sabe si hoy, después de tantas reforma educativas y tan provechosas, uno no acabaría delante del juez por hacer bromas de ese estilo, o por insinuar una violación de la intimidad mental.


Resumiendo, que la comunicación ha devenido seudocomunicación y una rueda de prensa puede ser una de las armas más perniciosas contra la inteligencia. Pero volviendo a la evaluación del Festival de Cine, el primero en escrutarlo ha sido el grupo municipal del PSOE, por boca de la concejala Carmen Veiga, ex gerente del Teatro Jovellanos. Entre los datos y juicios que ha ofrecido destaca uno: el certamen ha costado casi un millón de euros y las asignaciones municipales extraordinarias de este año se han elevado a 450.000 euros. Esperaremos a que los gerentes del festival validen estos datos, ya que si se los coloca en paralelo con otro juicio hecho por Veiga -la escasísima repercusión exterior del festejo cinematográfico gijonés-, podríamos sacar conclusiones tristes.


Mientras todo esto acaece, el Teatro Jovellanos -del que depende la organización del festival- ha comunicado que se perdió una subvención estatal porque en el pedido que se remitió desde Gijón faltaba un sello. Esto es como cuando en el antiguo régimen faltaba un póliza y al interfecto le daban la vuelta en la ventanilla. Pero peor.

Enlaces recomendados: Premios Cine