Jovellanos contra la corrupción

El prócer se posicionó contra la malversación de fondos públicos

11.07.2013 | 02:21
Jovellanos contra la corrupción
Jovellanos contra la corrupción

Asturias vive conmocionada por la corrupción política, como se demuestra por el demoledor auto judicial del conocido -puro eufemismo- «caso Marea», en el que el número de responsables por acción u omisión parece claramente insuficiente.


Si algo desató la indignación, hasta derramar lágrimas, de nuestra mente más lúcida y comprometida con el bien de Asturias, Jovellanos, fue la corrupción político-económica, de la que él mismo fue acusado por sus más viles enemigos con las mentiras más nauseabundas y sectarias.


Para defender su inocencia y servicios desinteresados a España escribió «La memoria de la Junta Central», sin duda una de las cimas de la retórica política, en las que expone con contundencia y emotividad su defensa de las acusaciones de abuso de poder y malversación de fondos públicos para enriquecimiento personal. Anciano y solo ante Dios y su conciencia, nos ofrece una confesión de los ideales patrióticos por los que luchó y por los que fue perseguido con inquina hasta la muerte en el destierro y en la pobreza. Un ejemplo de su grandeza de alma y de su maravillosa prosa retórica, es este testamento: «Es posible que falte a mi pluma el calor que fuera necesario para tan rudo ataque (?) El cargo de usurpación de autoridad soberana, aunque gravísimo por su naturaleza, podía al menos dorarse con aquella especie de oropel que engalana los proyectos la ambición; pero el robo de la fortuna pública y la infidelidad a la Patria, lleva consigo tan abominable y asquerosa fealdad, que de ser ciertos, dejarían impresa en los nombres de sus autores, aquellas manchas eternas, que según frase de Cicerón, ni se pueden desvanecer, ni lavarse con todas las aguas de los ríos. De aquí que en la imputación de tan hediondos delitos, es mucho más de admirar la torpe necedad que la maligna osadía de nuestros calumniadores?»


Estas palabras de Jovellanos pueden ser el juicio más contundente contra la corrupción que desborda algunas instituciones asturianas y que necesita ser reparada.

Enlaces recomendados: Premios Cine