05 de mayo de 2018
05.05.2018
En canal

Arcadi eres, entre todas las mujeres

05.05.2018 | 04:19

Tiene que ser duro ser Arcadi Espada. Interpretarlo no, eso está tirado. Es muy posible que anteayer, por ejemplo, el señor se lo pasaría bomba en "El programa de Ana Rosa" interpretando su personaje mientras analizaba el caso 'La Manada'. Allí estaba él, rodeado de mujeres y dispuesto a arremeter contra ellas como un caballero andante soltando mandobles a diestro y siniestro. Toma: "Yo querría saber si hay algún vídeo de la vida sexual de la víctima". Toma: "¿Sobre las víctimas no se puede informar simplemente porque son víctimas?". Y toma: "O sea, ¿solamente por el hecho de que alguien sea víctima, sobre ella no se puede decir la verdad?".

¡Lo que tuvo que disfrutar en su posición protagonista. Porque ellas no eran nadie. Eran intercambiables. Todas se arremolinaban en torno a él manteniendo un discurso similar, lo que no es nada lucido en la tele. Y menos si ese discurso indiferenciado y común recoge la opinión de miles y miles de ciudadanas y ciudadanos que llevan días expresando su rechazo y enfado ante la sentencia judicial. Todo lo que pudieran decir ellas, estaba muy visto. A él, en cambio, daba gusto verlo. Tan original. Tan gallardo. Tan audaz.

Tuvo que pasárselo de rechupete viendo cómo él solito se bastaba y se sobraba para tenerlas a raya a todas. Daba igual lo que dijeran ellas, él tenía replica para todo. Qué digo réplica, si era él quien llevaba la voz cantante, si eran ellas las que trataban de atajar al interlocutor campeador, si eran ellas las que como una barahúnda de atacantes indisciplinadas y anónimas intentaban, sin conseguirlo, contenerle a él, el gran Arcadi Espada.

Al principio del debate, le habían presentado con una pequeña broma: "Bendito eres, entre todas las mujeres". Y realmente lo fue. Interpretar el papel de abogado del diablo es fácil y agradecido. Es incluso necesario para que el pensamiento no se acomode ni apolille. Lo terrible es que al terminar la representación no puedas quitarte la máscara porque eres aquél a quien interpretas, porque eres realmente Arcadi Espada y tienes que volver contigo a casa.

www.antoniorico.es

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine