El Ejecutivo se compromete a estudiar y debatir todas las peticiones vecinales

11.04.2008 | 00:00

Carreña, R. D.


El Gobierno del Principado estudiará las peticiones de los vecinos de Bulnes sobre el funicular, siempre que estén respaldadas por el Ayuntamiento de Cabrales. Pero el Ejecutivo regional no tiene muy claro que las demandas vecinales se correspondan con «necesidades reales». Los vecinos piden un segundo vagón de carga, pero el único que hoy funciona, que sube dos veces al día al pueblo, «avanza vacío la mayor parte del año. Habrá que estudiar si merece la pena un segundo vagón para momentos puntuales», señaló Bonet.


El director de Transporte tampoco está convencido de que sea conveniente hacer descuentos a los turistas alojados en Bulnes. «El funicular se construyó para beneficiar a los vecinos y para buscar el interés general de la zona, pero esta medida sólo favorecería a dos o tres hosteleros. Y el dinero que se descuente, al final, deberán pagarlo todos los asturianos», indicó Bonet. El titular de Transporte, en principio, tampoco es partidario de ampliar los horarios del tren. Primero, porque habría que cambiar la normativa del parque. Y segundo, porque esa medida podría provocar la quiebra ambiental de una zona muy delicada. Eso sí, Bonet está dispuesto a escuchar y a debatir todas las propuestas.

Enlaces recomendados: Premios Cine