Las vacunas pendientes contra la lengua azul se aplazan a junio

14.04.2008 | 00:00
El primer semental de la subasta, «Regalu II», ayer, en la feria de Infiesto. El primer semental de la subasta, «Regalu II», ayer, en la feria de Infiesto.

Infiesto (Piloña),

Alba SÁNCHEZ R.


Las vacunas contra el serotipo 8 de la enfermedad de la lengua azul serán distribuidas en el próximo junio, antes de la campaña de verano, momento propicio para que el mosquito culicoides trasporte la enfermedad. Así lo declaró ayer el viceconsejero de Medio Rural, Cristino Ruano, en la clausura del XXI Concurso nacional de asturiana de la montaña o vaca casina.


Por parte de la Administración, según explicó Ruano, se apostará por la ganadería sostenible, a lo que por el momento se ha destinado un millón de euros para incentivar la producción de la raza casina. Desde la asociación Aseamo, impulsora de la raza, se ha desarrollado un gran esfuerzo junto con los ganaderos para hacer una selección de calidad de asturiana de la montaña, comentó su presidente, Valeriano Remis.


En el recinto de Infiesto hubo gran actividad este fin de semana, con motivo del concurso nacional. Se presentaron 220 vacas casinas de 34 ganaderías diferentes de los concejos de Langreo, Piloña, Caso, Cangas de Onís, Llanes, Ribadedeva, Peñamellera Baja y Nava. La cifra ha sido algo inferior a la del año pasado, debido al sector que está a la baja y al relevo generacional, según explicaron desde la organización.


A primera hora de la mañana se subastaron dos sementales de la asociación de los que ya se había extraído 60.000 dosis de semen. El primero, llamado «Regalu II», llegó alcanzar el precio de 2.510 euros y fue a parar a la ganadería de Santiago Cantero Celorio, en el pueblo Piedra en Posada de Llanes. El segundo se subastó algo más barato, en 1.610 euros, y quedó en la ganadería de Julia María Prieto Fernández, en Infiesto.

Más tarde llegó el momento más esperado, la entrega de premios. Uno de ellos es el que más esperan todos los ganaderos por estar dedicado al que ha sido el mayor impulsor de la raza casina: es el lote de criador «Alfredo Armayor». Y fue para Manuel Traviesa García, de la localidad canguesa de Igena, que se llevó además el premio de la vaca gran campeona y del lote de la familia. El premio al semental gran campeón fue para la ganadería de Juan Manuel Diego González de La Matosa en Piloña, y el de ternera-novilla gran campeona fue para la ganadería de Jorge Raúl Alonso Carrera, de Nueva de Llanes.

Enlaces recomendados: Premios Cine