Multa de 3.000 euros para la empresa llanisca que vertió purines en un acuífero

01.05.2008 | 00:00

Llanes, D. BÁRBARA


La Asociación de Vecinos y Amigos de Llanes (Avall) se personará como acusación particular en el proceso judicial contra los responsables de una explotación ganadera del concejo llanisco por un supuesto delito contra el medio ambiente. El secretario de Avall, Domingo Goñi Tirapu, calificó de «escándalo» que la Confederación Hidrográfica del Norte haya considerado los hechos, el vertido de millones de litros de purines en varias fincas y un acuífero de la parroquia de Pría, como una infracción leve y que haya multado al responsable de los hechos denunciados con 3.000 euros. El caso fue denunciado por la fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA) ante el Juzgado de Llanes, tras hacerse eco de una denuncia de Avall, al considerar que la actuación de esta empresa supone «un grave riesgo para el medio ambiente». Avall presentó en marzo esta denuncia en la Comisión de Medio Ambiente de la Unión Europea.

Enlaces recomendados: Premios Cine