Vecinos de la calle San Pelayo de Cangas de Onís exigen la reforma del acceso

04.05.2008 | 00:00
Tramo semipeatonal de la calle San Pelayo de Cangas de Onís.
Tramo semipeatonal de la calle San Pelayo de Cangas de Onís.

Cangas de Onís,

J. M. CARBAJAL


Una representación de vecinos de la calle San Pelayo de Cangas de Onís se personó, el pasado día 11, en el Ayuntamiento cangués para hacer entrega de un escrito, avalado por una veintena de firmas, en el que expresan su malestar sobre la función de los pivotes instalados en esa vía semipeatonal, «que impiden el acceso de los coches a las viviendas en caso de emergencia». Dichos vecinos consideran que el hecho de que la Policía Local «tenga la capacidad de abrir y cerrar los pivotes no garantiza el acceso inmediato en estos casos y puede ser de extrema gravedad, si se trata del paso de una ambulancia u otros vehículos de emergencia».

A principios del pasado mes de febrero, operarios del Ayuntamiento de Cangas de Onís procedieron a la colocación de pivotes en la céntrica y semipeatonal calle San Pelayo, con el único objetivo de acabar de una vez por todas con el reiterado incumplimiento del horario de carga y descarga. La señalización vertical de acceso a dicho tramo indica claramente que está autorizado el reparto entre las 8 y las 14 horas, en jornadas laborables. Tras ser colocados los pivotes, los agentes de la Policía Local son los encargados de abrirlos y cerrarlos.

Los vecinos de San Pelayo afectados exigen al Ayuntamiento «que retire los pivotes y habilite otros mecanismos para impedir el paso de los vehículos rodados fuera de los horarios permitidos». Los residentes de la calle sugieren tener «acceso libre en caso estrictamente necesario, sin que ello suponga un aparcamiento continuo o de larga duración».

Enlaces recomendados: Premios Cine