El protagonista de la polémica sobre la epidural se defiende

El edil de Tineo presenta las actas para probar que «nunca dije tal cosa»

05.05.2008 | 00:00
José Fernández, concejal de URAS-PAS-Unidad Campesina de Tineo. José Fernández, concejal de URAS-PAS-Unidad Campesina de Tineo.

Oviedo, R. LÓPEZ MURIAS


José Fernández era un auténtico desconocido hasta que la pasada semana unas declaraciones sobre su supuesto rechazo a la anestesia epidural y en las que se le acusó de recurrir a un pasaje de la Biblia en defensa del parto con dolor dieron la vuelta a España. Dice José Fernández que él nunca dijo eso y por ello ha remitido las actas de esa reunión del Consejo de la Mujer, que se celebró en Tineo, en las que se recoge que Fernández, concejal de URAS-PAS-Unidad Campesina de Tineo, dijo literalmente que «no hay medios en el área sanitaria para atender esta petición; añade que se trata de un tema para enmascarar los problemas reales de la sanidad y que hay problemas mucho mayores, como son las listas de espera». Según se recoge en el acta, José Fernández no aludió a la Biblia; sin embargo, quienes estuvieron en esa reunión siguen manteniendo que sí que fue verdad que el concejal recurrió a las Sagradas Escrituras para sostener su rechazo a la anestesia.


Sea como fuere, José Fernández, jubilado de 70 años, reconoce que cometió un error «cuando me metí en política, y si fuese ahora me hubiera quedado en casa tan tranquilo». Dice Fernández, que ha pasado este fin de semana de cacería en León, una de sus aficiones, que «cuando entré de concejal no sé ni por qué fue, tenía unos amigos y por hacer algo por el pueblo me animé». Pero ahora después de haber pasado de ser un sencillo concejal de Tineo a haber saltado a los medios nacionales, asegura que se va a plantear su dimisión. «Mi familia está muy molesta, me dicen que denuncie a todos aquellos que han dicho cosas que yo no dije, pero yo no quiero problemas, soy un hombre tranquilo y prefiero dejar el tiempo pasar y que esto se olvide». José Fernández explica que después de treinta años trabajando en la sanidad pública, como celador en el Hospital Central y en Tineo, es conocedor de las deficiencias sanitarias y «yo no estoy en contra de que pongan la epidural, sólo que hay otras necesidades más inmediatas». Respecto a su futuro como concejal prefiere no afirmar nada, «quién sabe, haré lo que me diga el partido o ya veremos, de momento quiero estar tranquilo; si dije algo, siempre fue pensando en el bien de mis vecinos».

Enlaces recomendados: Premios Cine