El Instituto de Luces, en Colunga, y la localidad de Benia, en Onís, honraron a San Isidro Labrador

16.05.2008 | 00:00
El Instituto de Luces, en Colunga, y la localidad de Benia, en Onís, honraron a San Isidro Labrador
El Instituto de Luces, en Colunga, y la localidad de Benia, en Onís, honraron a San Isidro Labrador

La Granja Escuela de Luces y la localidad de Benia celebraron ayer por todo lo alto la fiesta de San Isidro Labrador. Un concurso de hípica, bolos, certamen de tartas francesas, «karaoke» y una exposición de fotografías fueron algunos de los actos con los que ayer el Instituto de Enseñanza Secundaria de Luces, en Colunga, honró al patrón de los agricultores. El centro, vinculado con el mundo rural, la agricultura y la ganadería -ya no se dedica exclusivamente como antes a la formación agraria y ganadera-, ha decidido no olvidar su tradición agricultora. El director del Instituto, Carlos Pérez, señaló que el de San Isidro es un día especial para todos». Este año participó el campeón mundial de cuatreada, Bernardo Menéndez. La jornada comenzó con un concurso de tartas francesas y hubo actividades como una exhibición de equitación. Mientras tanto, en Benia de Onís hubo feria, con poca vaca, poca venta y poco ánimo. La primera feria de año en el concejo, la de San Isidro, no está a la altura de la considerada como la cita ganadera por excelencia del municipio, la de San Mateo. Apenas 40 cabezas de ganado procedentes de 6 cuadras del concejo se dieron cita sobre la campa de la iglesia de Benia.

Enlaces recomendados: Premios Cine