Una riada deja al lance salmonero cangués de El Golondrosu sin pasarela

El paso peatonal unía las dos márgenes del río Sella desde hace decenios

16.05.2008 | 00:00
La pasarela de El Golondrosu, en el río Sella, el pasado mes de marzo.
La pasarela de El Golondrosu, en el río Sella, el pasado mes de marzo.

Las últimas crecidas registradas en el río Sella han dejado sin su pasarela peatonal al lance salmonero de El Golondrosu, situado en las inmediaciones del barrio de Contranquil, en la villa de Cangas de Onís. El paso unía las dos márgenes del Sella desde hace varias décadas.

Cangas de Onís,

J. M. CARBAJAL


El coto salmonero de El Golondrosu, uno de los más carismáticos del curso medio-alto del Sella, carece desde ésta semana de pasarela peatonal, ya que las fuertes avenidas de las últimas fechas registradas en la zona del Oriente acabaron de llevarse por delante ese pequeño acceso que permitía a los pescadores y viandantes cruzar de un lado a otro del cauce fluvial, evitando largos recorridos. Aún más: sorpresa tendrán aquellos deportistas que eligieron -hace unos meses- en los pertinentes sorteos ese coto de pesca, pues se toparán con algún que otro lance impracticable, como es el caso de La Olla, a causa de una de las vigas que sustentaban la pasarela y que allí reposa mansamente.


El Golondrosu esta considerado como uno de los cotos tradicionales de la cuenca del Sella, habiendo dado quince ejemplares en la temporada de 2006 y once piezas en la campaña de 2007. En el presente ejercicio de 2008, uno de los últimos salmones que salieron en ese afamado lance del río Sella tuvo como protagonista a la deportista madrileña María Dolores «Lola» Vignau Badaran, quien estuvo acompañada por sus amigas Regina Guardado, Belén Mendizábal y Marisa Azcunaga, teniendo como experto guía al ribereño de Cañu (Cangas de Onís), Dámaso Ortiz, buen conocedor de todos los pormenores que rodean al mundo de los salmónidos. Ese salmón, que precintado portaba la guía número 500, había pesado 4,800 kilogramos.


Ahora, tras el derrumbe de la pasarela, los deportistas y pescadores asiduos a ese coto se verán en la obligación, quienes así lo deseen, de acometer una buena caminata cada vez que pretendan cambiar de postura, ya que únicamente les queda practicable -accediendo a través del barrio cangués de Contranquil- el pozo de El Camello; todo lo contrario que pasa con La Olla, aunque también podrían intentarlo -bajando al río por la zona parraguesa de Prestín- en los pozos de El Tarambucu y La Fuentina. Los dolores de cabeza para los inexpertos en ese noble arte fluvial a buen seguro que estarán a la orden del día cuando, quienes así lo deseen, acudan a disfrutar de la pesca fluvial en ese popular coto de El Golondrosu.


Ayer, jueves, como corresponde a una jornada laboral, la pesca estuvo vedada en los ríos asturianos, según contempla la normativa de pesca en aguas continentales en la actual temporada de 2008. Pero, en las denominadas zonas salmoneras, desde la próxima semana, todos los jueves se podrán practicar en la totalidad de los cotos la pesca sin muerte y con mosca artificial. En estos instantes, la estadística de la campaña salmonera en el Principado de Asturias la lidera el río Sella con 167 ejemplares precintados, seguido del Narcea y del Cares-Deva, con 88 y 78, respectivamente.


Por otra parte, a partir del próximo 18 de mayo y hasta el 31 de julio, entrarán en marcha los cotos tradicionales en régimen parcial, que son aquellos en los que la actividad piscícola se realiza en régimen de acotado los miércoles, jueves y viernes, siendo de aplicación para los demás días de la semana el régimen de zona libre. Una vez concluido el período de pesca del salmón (el próximo 31 de julio), estos cotos en régimen parcial vuelven a ser zona libre hasta el cierre de temporada para pesca de trucha u otras especies.

Enlaces recomendados: Premios Cine