Más de 1.500 vecinos de Posada rechazan el traslado de Secundaria

Las madres y padres de alumnos pretenden celebrar mañana una manifestación por las calles de la localidad

23.05.2008 | 00:00
Los padres, ayer, reunidos en Posada.
Los padres, ayer, reunidos en Posada.

Posada (Llanes),

Daniel BÁRBARA


Cerca de un centenar de padres y madres de los alumnos del Colegio Público Santa María de Valdellera, en Posada (Llanes), decidieron hace dos días solicitar oficialmente al delegado del Gobierno en Asturias, Antonio Trevín, una concentración popular para que el primer ciclo de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) permanezca en el centro educativo de la localidad llanisca y no sea trasladado al Instituto de Educación Secundaria (IES) de Llanes. Si el delegado del Gobierno da el visto bueno a la concentración vecinal, la protesta tendrá lugar mañana, sábado, a partir de las 13 horas. Los manifestantes presentes saldrán desde el Colegio Público Santa María de Valdellera, para recorrer las principales calles de la localidad y finalizar la protesta en la plaza Parres Piñeres, ubicada en el centro urbano de Posada.


Al cierre de esta edición, más de una decena de padres elaboraban un manifiesto que recogerá los motivos, preocupaciones y reivindicaciones de los afectados por el traslado de los menores al IES de Llanes. El escrito será leído públicamente en la plaza Parres Piñeres nada más finalizar el recorrido. La decisión se aprobó por unanimidad, el pasado miércoles, en una reunión celebrada en el centro cívico de Posada. El acto, que fue convocado por un grupo de personas afectadas, sirvió para analizar la situación actual y proponer nuevas actuaciones de protesta. A la reunión asistieron cerca de un centenar de padres y madres, entre los que se encontraba la concejala del PP en el Ayuntamiento de Llanes Milocha Rodrigo y el concejal socialista Emilio Carrera. Este último aseguró que su asistencia al acto fue «en calidad de padre, y en ningún caso como representante político».


A lo largo de las últimas semanas, los padres de los estudiantes afectados recogieron alrededor de 1.150 firmas, que fueron entregadas en la Consejería de Educación y Ciencia del Principado con el fin de evitar el traslado de sus hijos al IES de Llanes. Hasta el día de ayer, los padres aseguraron que no han recibido ningún tipo de contestación oficial por parte de las autoridades regionales, por lo que han decidido iniciar una serie de protestas, según aseguró un portavoz de los padres y madres afectados.


«Si desde el Gobierno del Principado no se nos da una respuesta oficial, cabe la posibilidad de convocar más concentraciones vecinales en los próximos días», puntualizó el portavoz de los afectados, que prefirió no dar su nombre. Los padres requieren, al menos, que el máximo responsable del departamento de Educación y Ciencia, José Luis Iglesias Riopedre, escuche las demandas vecinales.

Enlaces recomendados: Premios Cine