IU de Ribadesella admite que las desavenencias con el PSOE amenazan el pacto de gobierno

La coalición, que controla el urbanismo local, exige a los socialistas que respeten la división de competencias

23.05.2008 | 00:00
A la derecha, Francisco Vázquez, durante la entrega del bastón de mando a Ramón Canal, en junio de 2007.
A la derecha, Francisco Vázquez, durante la entrega del bastón de mando a Ramón Canal, en junio de 2007.

Ribadesella,

Bárbara MORÁN


«Tenemos desavenencias políticas que si no logramos superar podrían abocar en un futuro a la rotura del pacto, porque si no consensuamos nada, este acuerdo no tiene sentido. Entonces buscaríamos otras opciones de gobierno, que las hay». Con estas declaraciones, el vicealcalde de Ribadesella, Francisco Vázquez, de IU, reconoció ayer la delicada situación por la que pasa el equipo de gobierno municipal, que integran la coalición de izquierdas y el PSOE.


Los enfrentamientos son cada vez más frecuentes. El urbanismo, los sueldos de los concejales liberados y las soluciones de aparcamiento para la villa riosellana son algunas de las materias de gestión que han enfrentado a ambos socios de gobierno.


La primera cuestión que enfrentó a ambos socios fue la propuesta del PSOE de liberar a un concejal más de su partido y crear un gabinete de prensa. Ambas propuestas fueron rechazadas frontalmente desde el principio por IU, al considerar que ninguna de las dos pretensiones forma parte del pacto de gobierno que ambas fuerzas políticas suscribieron en el mes de mayo del año pasado para hacerse con el control del Ayuntamiento riosellano, después de doce años de gobierno del PP.


«En el plano personal no hay malas relaciones. Somos todos vecinos y nos conocemos. Puedes encajar o no, pero las relaciones son cordiales, lo que sí es cierto es que hay, sobre todo últimamente, discrepancias políticas», afirmó Vázquez. No obstante, el Vicealcalde puntualizó que, por el momento, no se puede hablar de «crisis intensa» en el pacto entre ambos partidos. Pero sí reconoció que si las cosas no comienzan a cambiar de inmediato, el acuerdo de gobierno podría romperse. «Estamos aquí para trabajar y para sacar proyectos adelante. Si no aprobamos los presupuestos, chocamos en materia de soluciones para el aparcamiento y el Alcalde (el socialista Ramón García Canal) comienza a actuar con una política de «decretazos», buscaríamos otras formas de gobierno, porque no vamos a permitir que pisen nuestro terreno y nuestras competencias. Si el Alcalde decide quitar competencias, que puede hacerlo legalmente, nosotros le quitaremos la Alcaldía», advirtió el edil de IU.


La última decisión de los socialistas que ha molestado a sus socios de gobierno ha sido la decisión de dar «luz verde» en una comisión de Urbanismo, el pasado martes, a la empresa Coto de los Ferranes para ejecutar el plan parcial en Oreyana, sin que antes la Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio de Asturias (CUOTA) haya comunicado oficialmente si puede hacerse. En Oreyana, PSOE y PP habían pactado en el mandato anterior permitir la mayor urbanización del norte de España, con más de 2.500 viviendas. Pero la CUOTA señaló hace unos meses que Oreyana es suelo en la actualidad no urbanizable. El Alcalde llegó a plantear en la comisión que «esta decisión podría haberla tomado personalmente, a través de un decreto, cuando el urbanismo es mi competencia y una materia sobre la que tengo la potestad. Si empezamos con decretazos, las cosas pueden dar un giro de 180 grados. No vamos a permitir que el PSOE diga que lleva este asunto a comisión para consensuarlo con nosotros cuando el urbanismo es mi competencia», subrayó Vázquez.


Canal y Vázquez se han enfrentado ya en varias ocasiones. En el último Pleno, Canal dijo de forma imperativa que él «decidiría quién haría la carrera de caballos el próximo año, cuando yo, ante un edil del PP, había defendido previamente que la prueba es de mi competencia. Somos muy distintos. Yo suelo meditar antes de hablar. Hay asuntos que hay que tratar en privado y no en medio de un Pleno y delante de la oposición», relató Vázquez.


IU recordó que hay «un acuerdo firmado» con el PSOE con el fin de lograr proyectos y gestionar este concejo. «Si no consensuamos nada de esto, habrá que buscar otras opciones de gobierno. Lo que está claro es que no vamos a romper el pacto gratuitamente», subrayó el edil.


Vázquez apuntó que su único compromiso y el de su partido fue el adquirido con los 916 ciudadanos que les votaron. «A mí me puso aquí el ciudadano, y miraré ante todo por los intereses de los vecinos, no de los partidos. Y me da igual que en el Gobierno regional esté con prórroga presupuestaria. Ribadesella está esperando los proyectos prometidos, como el puente o la piscina cubierta. La prórroga no es problema de IU», concluyó.

Enlaces recomendados: Premios Cine