Polémica en torno a una actuación urbanística en Llanes
 

Urbanismo decreta mantener paralizadas las obras en la zona de Costas de La Talá

La Consejería considera irregulares los trabajos que se realizaron a menos de 200 metros del litoral y rechaza el recurso de los propietarios

29.05.2008 | 00:00
Una senda en La Talá, en Llanes, con el precinto de Urbanismo.
Una senda en La Talá, en Llanes, con el precinto de Urbanismo.

Llanes, Ramón DÍAZ

La Consejería de Infraestructuras, Política Territorial y Vivienda ha desestimado el recurso interpuesto por la junta de compensación de La Talá, y ha decidido mantener la paralización de las obras que se realizaban en la franja de 200 metros de protección de Costas. Los propietarios de La Talá, donde está prevista la construcción de unas 500 viviendas, habían reclamado al Principado que permitiese la reanudación de los trabajos. Alegaron, por un lado, la incompetencia del órgano que dictó la paralización de las obras, ya que no había sido firmada por el máximo responsable de la Dirección General de Ordenación del Territorio y Urbanismo. La Consejería calificó esta situación de «error material» y procedió a su corrección.


La junta de compensación alegó también que la obras paralizadas se corresponden con las autorizadas por el Ayuntamiento de Llanes y por la Consejería. Pero Urbanismo ha respondido que los trabajos fueron paralizados porque incumplen lo dictado por la permanente de la Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio de Asturias (CUOTA), que prohíbe taxativamente ejecutar obras en la franja de 200 metros de protección de Costas en los suelos como el de La Talá.


La resolución de Urbanismo, a la que ha tenido acceso este periódico, supone el punto y final a la vía administrativa. Los interesados tienen ahora un plazo de dos meses para recurrir a la vía del contencioso-administrativo.


Urbanismo paralizó las obras de urbanización de La Talá en la zona de protección de Costas en dos ocasiones, la última de ellas el pasado 17 de marzo. La Consejería actuó en ambos casos a raíz de las denuncias de la Agrupación de Amigos y Vecinos de Llanes (Avall), colectivo que preside María Paz Sainz González. Avall había denunciado la apertura presuntamente ilegal de viales en La Talá, dentro de la franja de protección de Costas. Anteriormente denunció otros movimientos de tierra en la zona de Costas.


Por otra parte, el mal tiempo obligó ayer a varios miembros de Avall a aplazar la apertura de una nueva vía de escalada junto a la playa de El Sablón. El nombre previsto para la nueva vía es: «PGOU de Llanes, ilegal».

Enlaces recomendados: Premios Cine