La refundación del Grande Covián
 

Los sindicatos dan luz verde a la integración de los eventuales en el hospital

Los trabajadores sin contrato fijo entrarán sólo en la bolsa de trabajo del área sanitaria VI y deberán concurrir a la próxima oferta pública de empleo

02.03.2012 | 04:23
Navia-Osorio, ayer en Arriondas, junto a la diputada regional Marina Huerta.
Navia-Osorio, ayer en Arriondas, junto a la diputada regional Marina Huerta.

Arriondas, Ramón DÍAZ /

Alba SÁNCHEZ R.

Los trabajadores eventuales no quedarán descolgados del proceso de integración del Hospital del Oriente en la red sanitaria pública asturiana. Los sindicatos dieron ayer luz verde a la integración también de los trabajadores sin contrato fijo, en el transcurso de un encuentro con dirigentes de la Administración regional. El acuerdo, que se plasmará por escrito el próximo lunes, establece una medida excepcional: el actual reglamento será modificado para que los trabajadores eventuales del Hospital de Arriondas puedan entrar en la bolsa de empleo del área sanitaria VI (oriente de Asturias), sin posibilidad de acudir a las bolsas de otras áreas sanitarias y con la obligación de participar en la próxima oferta pública de empleo (OPE).


Durante la reunión también quedó despejado otro de los puntos de debate, el de establecer desde cuándo contarán los trabajos desarrollados por los eventuales en el Grande Covián con vistas a la baremación en la bolsa de empleo. Salvo reconsideración de última hora, será desde el año 2005.


El acuerdo favorece a los más de treinta eventuales que han trabajado regularmente en el Grande Covián en los últimos años, pero también alcanza a todo aquel que haya trabajado, incluso un único día, en los dos últimos años. Este último extremo fue desvelado por el consejero de Sanidad, José María Navia-Osorio, ayer, en el transcurso de un encuentro con militantes y simpatizantes de Foro Asturias celebrado en Arriondas. El Consejero aprovechó para arremeter contra el PSOE por haber afirmado que la integración del hospital en el Sespa «era imposible». Y añadió que la refundación del Grande Covián supone que los habitantes de la comarca recibirán «la misma asistencia que el resto de los asturianos».


La integración de los eventuales cierra un proceso que comenzó el 12 de marzo de 2010, cuando PP e IU derrotaban al PSOE en la Junta General del Principado y aprobaban la ley de integración del Hospital del Oriente y la subrogación de su plantilla al Servicio de Salud del Principado de Asturias (Sespa). Un proceso que incluso tuvo que superar un recurso de inconstitucionalidad, una de las razones por las que la integración, que la ley exigía completar en seis meses, tardó en llegar dos años.


La integración del hospital, que se hizo efectiva ayer, supone que el centro deja de estar gestionado por una fundación para ser regido directamente por el Sespa, igual que el resto de los que funcionan como cabeceras de área en Asturias. Además, la integración supone que los 301 trabajadores fijos del Grande Covián pasan a ser personal laboral del Sespa, con las mismas condiciones laborales que tenían anteriormente.


La creación, ayer, de una gerencia única del área sanitaria VI cerró el proceso de integración del hospital, al desaparecer la anterior gerencia y la bolsa de empleo que utilizaba el Grande Covián. El hecho de que los eventuales que figuraban en la bolsa de empleo del hospital no hubieran superado una prueba de acceso (los empleados fijos sí la habían realizado) amenazó con dejarlos fuera de la integración, pero la Administración y los sindicatos han acordado que nadie quede descolgado del proceso.

Enlaces recomendados: Premios Cine