29 de mayo de 2012
29.05.2012

El comité de empresa considera «zanjado» el conflicto por la integración del Hospital

El Sespa despeja el último escollo, al admitir por escrito que las condiciones jurídicas, económicas y sociales de la plantilla son las pactadas en octubre

28.03.2012 | 05:28

Arriondas, Ramón DÍAZ

El conflicto surgido en torno a la integración del Hospital del Oriente de Asturias Francisco Grande Covián y su plantilla en la red sanitaria pública asturiana está «zanjado» y «superado», según señaló ayer el presidente del comité de empresa del centro, Juan Ignacio Rodríguez. El punto final a un conflicto que se prolongó durante varios años lo puso el lunes el gerente del Servicio de Salud del Principado de Asturias (Sespa), Juan Azcona, al admitir por escrito que las condiciones jurídicas, económicas y sociales de la plantilla del Grande Covián en la red pública son las pactadas con el comité de empresa el pasado 26 de octubre.


El Sespa cedía así a la presión de los sindicatos del Hospital, que exigían una confirmación por escrito de que el cambio introducido unilateralmente por el Principado, a espaldas del comité de empresa, en el texto final de la integración no tendría repercusiones jurídicas, económicas ni sociales para los trabajadores. El Ejecutivo regional había pactado con el comité de empresa el 26 de octubre un texto en el que se indicaba que los trabajadores que ostentaban una relación laboral de carácter indefinido con la fundación pública que regía el Hospital antes de la integración se integrarían en el Sespa como «indefinidos fijos». Pero el acuerdo de subrogación del Hospital y su plantilla al Sespa, aprobado el 23 de febrero por el Consejo de Gobierno, indicó que esos trabajadores se integran en el Sespa «como indefinidos del Servicio de Salud y con destino fijo en sus respectivos puestos».


Aquel cambio, aparentemente mínimo, no sentó bien a una plantilla acostumbrada a promesas incumplidas y a cambios de planes de última hora en la Administración. Así que los representantes de los trabajadores exigieron recuperar el texto pactado en octubre. Ocurría que cumplir esa petición hubiera obligado a anular el acuerdo del Consejo de Gobierno y a aprobar uno nuevo. El Sespa halló una solución salomónica: firmar un acta en la cual se reconoce que las condiciones jurídicas, económicas y sociales de los trabajadores son las establecidas en la reunión del 26 de octubre. El presidente del comité de empresa ya ha recibido el escrito firmado por Azcona y ha mostrado su «satisfacción» por la culminación de un proceso ya sólo pendiente de que los trabajadores eventuales no sanitarios sean admitidos en la bolsa de empleo del Sespa, tal y como ha prometido el Principado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine