Compuerta abierta en Llanes

Los dueños de embarcaciones salieron ayer a navegar desde el puerto por primera vez en dos meses al abrirse el portón, cerrado desde que lo dañó un temporal

27.03.2013 | 02:22

Llanes, Emilio G. CEA


Diez minutos. Eso fue lo que tardaron media docena de operarios de SATO y del Principado en abrir la compuerta del puerto deportivo de Llanes de manera manual, después de llevar dos meses cerrada, para desesperación de los dueños las lanchas, después de que un temporal la estropease. Ésta vez, pese al escepticismo de los marineros, el anuncio de la Consejería de Fomento se cumplió y los aficionados al mar pudieron desde primera hora de ayer salir a navegar. Y así lo hicieron algunos.


La maniobra para abrir la compuerta comenzó a ejecutarse poco después del amanecer. A las ocho en punto de la mañana se activó el mecanismo que mueve los brazos hidráulicos de manera manual. Diez minutos más tarde la compuerta ya estaba abierta. De la enorme maquinaria, buzos y una importante movilización de efectivos que se había dicho se necesitaba para llevar a cabo esta tarea nada de nada. Eso extrañó e indignó a algunos de los miembros del Club Marítimo de Llanes.


El presidente del Club Marítimo de Llanes, Emilio Obeso, reiteró ayer que la apertura de la estructura «se debió de hacer mucho antes. Visto lo visto, era algo meridianamente fácil».


Los pasos previos dados para abrir la estructura se centraron, según explicaron a Obeso -que no pudo estar presente en la operación para abrir el portón del muelle llanisco- en cortar las tres cerraduras colocadas días después de que la compuerta se estropease, la madrugada del 22 de enero.


«Decían que para abrir la compuerta se necesitaba un despliegue de la leche y han tardado diez minutos. Tan solo han tenido que quitar los tres cierres y darle a un botón. Es indignante. Tenemos unos políticos de pandereta», se quejó al poco de abrir la estructura José Gutiérrez, expresidente del Club Marítimo de Llanes.


«Parece que los políticos no tienen ni idea de lo que ha sido obra del puerto de Llanes y son incapaces de investigar lo que en realidad ha pasado aquí», señaló. Gutiérrez y otros usuarios del puerto deportivo llanisco se mostraron críticos con los supuestos 12.000 euros que el Principado ha tenido que pagar a SATO para llevar a cabo esta operación.


«Que hacer esto haya costado ese dinero es un fraude. Nosotros nos ofrecemos a hacerlo por cincuenta», señalaron. Juan Carlos Armas, portavoz del grupo de los No Adscritos en el Ayuntamiento de Llanes, se pregunta: «¿Cuál es la connivencia entre el director del proyecto del puerto y el jefe de obra de SATO para que uno diga que realizar esta operación cuesta 12 mil euros y el otro acepte?». En opinión de Armas, «el Ayuntamiento debería estar reclamando porque hoy se ha demostrado que han estado tomando el pelo a los usuarios del puerto deportivo durante este tiempo, pues como se ha visto la apertura de la compuerta no era tan compleja como se dijo que iba a ser», apuntaba.


Hora y media después de abrir la compuerta y ante la expectación de un puñado de personas que pasaban por el barrio de San Antón, Daniel Fuentecilla salió a la mar tras veinte días encerrado en la lancha «Taumar» amarrada junto al portón en señal de protesta. Junto a él su novia, Covadonga Posada González.


Cinco minutos más tarde fue la embarcación «Arrantzale I» la que cruzó la estructura. A bordo de la misma fue Juan Alberto Pintado, el dueño de la lancha «Águila de Mar 2» que el pasado miércoles sacó junto a otros dos compañeros su embarcación del puerto de Llanes con una grúa.


«Saldré a dar una vuelta, luego iré a casa a comer y a ver a mis padres y por la tarde si tengo fuerzas saldré a pescar xarda», explicó Fuentecilla, el cabecilla de la protesta para la apertura de la compuerta.


«Ya somos famosos. El otro día vinieron unos turistas de Madrid y nos dijeron que nos conocían tras leer en la prensa lo que estaba pasando con la compuerta», señaló Covadonga Posada. Tras las embarcaciones «Taumar» y «Arrantzale I» no fueron muchas más las que en la jornada de ayer salieron a ala mar. El hecho de ser un día laborable hizo que muchos usuarios del puerto se reservasen para poder disfrutar de sus embarcaciones de recreo fundamentalmente a partir de la jornada de hoy y en los próximos días del puente festivo de Semana Santa.


«Espero que no tengamos que preocuparnos más de la compuerta hasta el próximo invierno. Creo que no se va a volver a cerrar en mucho tiempo. Las posibilidades de que en estas días venga un temporal son mínimas», destacó Emilio Obeso.


La compuerta permanecerá tal y como ayer quedó hasta que entre finales del próximo mes abril y principios de mayo sea retirada para la reparación de sus desperfectos en tierra, según declaró el pasado jueves la Consejera de Fomento, Belén Fernández, en la Junta General del Principado.

Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine