La protectora Animales de Oriente pone en marcha la iniciativa "dona una valla"

El colectivo busca financiar el cierre del perímetro de las instalaciones de Cayón

18.08.2015 | 05:10
Pedro Valle -de pie- y otros integrantes de la protectora, en una edición anterior de la romería de animales.

La protectora Animales de Oriente celebrará el domingo la tradicional romería de animales en el prau de La Cueva, una cita con la que pretende dar a conocer las mascotas abandonadas y que estas encuentren un hogar digno. Como novedad, el colectivo que preside Pedro Valle presentará la campaña "dona una valla", con la que pretende sufragar los gastos de cierre del perímetro de la nueva perrera que se va a construir en el monte Cayón. Se trata de unos terrenos municipales de 3.860 metros. La protectora estima necesarias un total de 120 vallas para cercar el perímetro, con un coste por unidad de 36 euros, poste incluido. Los interesados en colaborar con el proyecto podrán elegir el lugar de la valla que van a sufragar y a esta se le colocará una placa identificativa en la que figurará el nombre y apellido del donante.

La romería de animales comenzará el domingo a partir de las 12.30 horas en el prau de la Cueva, junto al Santuario, y contará con paseos en burro, venta de artesanía, rifas y sorteos. La asociación también pondrá un stand con sus artículos y habrá barraca con bebida y bocatas para que los amantes de los animales disfruten de un día al aire libre con sus mascotas. Además habrá un rastrillo y productos caseros así como una exhibición de peonzas. Los más pequeños de la casa podrán disfrutar de juegos infantiles y malabares. A partir de las 18.00 horas se iniciará el concurso de mascotas y la exhibición canina.

El traslado de la perrera municipal desde El Orrín, donde se encuentra en la actualidad, hasta el monte Cayón es una medida que lleva planteándose desde hace muchos años. Finalmente el equipo de gobierno acaba de dar un impulso al proyecto con la firma de un convenio con la protectora para ceder los terrenos públicos durante cinco años. La excavadora municipal acaba de limpiar a fondo la zona, que se encontraba completamente tomada por matorrales y arbustos. Sólo falta quitar las raíces de los árboles que se talaron. El siguiente paso será cercar la superficie con lo recaudado con la original iniciativa "dona una valla", para después levantar el equipamiento como ya hicieran en El Orrín. De todos modos, la protectora precisa que las mejoras no tienen como fin aumentar la capacidad para recoger animales ya que actualmente se encuentran desbordados de trabajo y hace un llamamiento a los ciudadanos para que tomen conciencia sobre la necesidad de evitar los abandonos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine