Los fieles de Piloña se enchufan a su patrona

Manuel García compara al Espíritu Santo con la electricidad para abrir la novena de La Cueva ante unas 200 personas

01.09.2015 | 04:19
Aspecto del santuario de La Cueva, en Infiesto, durante la celebración de ayer.

"El Espíritu Santo es a la Iglesia lo que la corriente a los aparatos electrónicos". Con este símil como eje principal de su homilía inició ayer Manuel García Velasco, párroco de Infiesto, la novena de la Virgen de la Cueva, que durante la primera celebración reunió a unos 200 fieles a pesar del mal tiempo que presidió la jornada.

García Velasco, encargado de abrir y cerrar este año las nueve celebraciones que se desarrollarán hasta el próximo 8 de septiembre, recordó que el Espíritu Santo fue el que engendró a la Virgen María y además es el encargado de transformar el pan y el vino en la carne y la sangre de Cristo. Algo que a su entender relaciona al Espíritu Santo con la temática general de la novena dedicada este año a la eucaristía y la Virgen y recuerda que gracias a este los creyentes pueden recibir "algo de María", a través de la comunión.

Entre los asistentes a la celebración hubo un nutrido grupo de fieles provenientes de la parroquia avilesina de Llaranes, que aprovecharon su desplazamiento al santuario piloñés para terminar la jornada con una animada merienda en una carpa situada junto a los jardines de La Cueva.

Poco antes, más de medio centenar de personas se congregaron en el enclave religioso en el que descansa la patrona de Piloña para rezar el rosario y hacer sus ofrendas a una Virgen que cada año cuenta con más adeptos. "A lo largo de la semana hay previstas varias visitas de diferentes partes de Asturias que llegarán en autobuses", recuerda el propio Manuel García Velasco, que asegura que son muchos los que aprovechan su visita a la novena de Covadonga para conocer las instalaciones del santuario piloñés. "Este año hemos tenido más turistas que nunca", añade el párroco.

Hoy, a partir de las ocho de la tarde, será la segunda celebración, que tendrá como protagonista a Recaredo Buenaventura Engonga, sacerdote responsable de la parroquia de San Andrés de Pola de Allande, que a finales de este mes pasará a ser coadjutor en Infiesto y a tomar las riendas de varias parroquias piloñesas, por lo que la cita servirá de presentación para sus nuevos parroquianos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine