El ganado llanisco arrasa en la feria riosellana, que destaca por su calidad

El certamen reúne 254 animales y tanto la campeona de asturiana de los valles como la de frisona son del concejo vecino

14.09.2015 | 03:38
Varios ganaderos en la pista con sus vacas, en presencia del juez y de numeroso público, en Ribadesella.

El 93.º Concurso exposición comarcal de ganado selecto de Ribadesella destacó ayer por la calidad de las reses que se presentaron y por la presencia de animales llaniscos en el palmarés. Tanto la campeona de asturiana de los valles como en la categoría de raza frisona procedieron del concejo vecino y la primera fue, además, "reincidente".

Se trata de "Tordina", de la ganadería de Miguel Ángel Gay, de Naves de Llanes, un ejemplar de unos 950 kilos que ya ganó en su categoría el año pasado, además de quedar primera en la sección del concurso nacional de la raza en Cangas de Narcea. El llanisco no es ganadero a título principal, pero mantiene una ganadería de 48 animales que suelen destacar.

A la cita riosellana acudieron un total de 254 animales con un denominador común: la calidad. Así lo subrayó la organización y también uno de los ganaderos que fue a echar un vistazo, José Ángel Berdayes Llorente, de la localidad llanisca de Quintana. "Aquí hay muy buena calidad de ganado", remarcó ayer antes de evaluar que en la playa de Santa Marina se dieron cita "muchos animales", quizás más que en otras ediciones.

La participación en la feria riosellana está limitada por el espacio y para que pudieran participar todos los ganaderos que quisieran -un total de 44- la organización redujo el máximo de animales a seis. También hubo éxito de público, pues para el mediodía el tiempo había experimentado una repentina mejoría que abarrotó el final del paseo marítimo.

En la categoría de asturiana de la montaña quedó campeona de novillas la vaca "Cenicienta", de la ganadería La Aldea, de Llanes. En los lotes de establos ganó el de Manuel Traviesa García, de Igena (Cangas de Onís), y en segundo puesto quedaron los llaniscos del premio anterior. En el apartado de macho con mayor mérito ganó "Cigal", de la llanisca Saray Méndez, y en el de hembra con mayor mérito repitió el cangués Manuel Traviesa García con la vaca "Guindina". En esta raza no hubo candidatas para el premio de mejor vaca riosellana.

En la raza frisona la mejor novilla fue "Azalea", de Gregorio Blanco Álvarez, y la mejor ubre fue la de "Tramida", del riosellano José Antonio Otero Toraño. La campeona de esta raza fue "Lomax 143", de la ganadería llanisca "La Prutunal", y subcampeona fue "Ros", de Javi Cantero, del mismo concejo.

El premio a la mejor ubre de todo el certamen fue para una vaca riosellana, la ya premiada "Tramida", de Otero Toraño. El ganadero local se llevó, además, cuatro de los cinco premios que se concedieron en el apartado de animales riosellanos. En la raza asturiana de los valles la campeona de las novillas fue "Muñeca", de David Manjón, de Nava. El macho de mayor mérito fue "Nerón", de la ganadería de Josefa González, de Gozón y la hembra de mayor mérito fue "Famosa", de la maliayesa Diamantina Cueli. En el apartado de culona o doble grupa quedó campeón el toro "Gandul", de la ganadería de Marta Vega, de Gozón. Según explicó la organización, el Ayuntamiento riosellano tiene intención de incluir la raza parda alpina, ausente por falta de espacio. Caben dos opciones: o celebrar el certamen en dos días en lugar de uno o buscar otro emplazamiento, aunque reconocen que el evento perdería parte de su encanto fuera de la playa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine