La OSPA celebra sus bodas de plata en Covadonga con Vivaldi y Chaikovski

La orquesta sinfónica ofrecerá en la basílica canguesa una actuación de 85 minutos con entrada gratuita

25.09.2015 | 08:33
Vicente Domínguez, Juan José Tuñón y Ana Mateo, ayer, en Covadonga.

La Orquesta Sinfónica del Principado de Asturias (OSPA) celebra sus 25 temporadas en activo con un concierto extraordinario en Covadonga. La melodía barroca "Las cuatro estaciones", de Vivaldi, y la "Sinfonía nº 4 en fa menor, op. 36" de Chaikovski inundarán la basílica de Covadonga el próximo 9 de octubre, a partir de las 18.30 horas. Bajo la batuta de Rossen Milanov, director titular desde septiembre de 2012, los 72 melómanos internacionales que componen la OSPA deleitarán al público con un concierto de 85 minutos al que cualquiera puede acceder, pues la entrada es libre y gratuita.

La gerente de la OSPA, Ana Mateo aseguró ayer durante la presentación del concierto en la Sala Capitular que siempre era un placer volver a encontrarse con el Oriente. Y es que la formación ya debutó hace dos años en Covadonga con el "Réquiem" de Giuseppe Verdi, con motivo de su bicentenario. Para la nueva cita, la sinfónica asturiana contará como solistas con sus violines principales y coprincipales Alexander Vasiliev, Eva Meliskova, Héctor Corpus y Pedro L. Ordieres.

Mateo apuntó que el día del concierto se fletarán autobuses especiales desde las estaciones de Oviedo y Avilés (15.30 horas) y Gijón (16.00 horas), con un coste por el billete de ida y vuelta de 15,40 euros desde Oviedo, 20,25 desde Avilés y 20,15 desde Gijón.

En el acto estuvo presente también el viceconsejero de Cultura y Deporte, Vicente Domínguez, que destacó la "acústica espectacular" de la basílica e hizo hincapié en la importancia de difundir la música en un punto de encuentro privilegiado como es Covadonga.

En la misma línea se expresó el abad Juan José Tuñón Escalada, que definió la actuación de la OSPA como "interesante, valiosa y agradecida por la sociedad".

Tanto la gerente como el viceconsejero y el abad confían en que la afluencia de público sea masiva, como ya ocurrió hace dos años, cuando la basílica se llenó hasta los topes y muchos asistentes tuvieron que disfrutar del concierto desde fuera. "Haremos lo posible por facilitar al máximo la capacidad y que todo el mundo disfrute de este programa interesantísimo", destacó Tuñón Escalada, muy satisfecho con la colaboración de la OSPA, que permite "poner un broche de oro y trabajar por Asturias desde Covadonga".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine