El gobierno riosellano plantea bajar un 6% el recibo del IBI y un 10% el de la basura

La tasa de terrazas se cobrará por metros cuadrados y no por mesas y se reduce el alquiler de la sala de exposiciones local

07.10.2015 | 04:16
Viviendas del barrio riosellano de El Cobayu.

Los riosellanos pagarán el próximo año casi un seis por ciento menos de Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) y tendrán una tasa de basuras un diez por ciento inferior. Estas dos ordenanzas se modificarán en este sentido si al menos algún partido apoya la propuesta de Foro Asturias, que gobierna en minoría.

La norma que regula el IBI pasará a aprobación definitiva -la propuesta es de desestimar la alegación hecha por el PSOE- y la modificación de la de basuras se presenta por primera vez. Salvo una rebaja en el alquiler de la sala de exposiciones de la Casa de Cultura y una modificación en la de terrazas, el resto de tasas y precios públicos se mantendrán. Así lo anunció la alcaldesa, Charo Fernández Román, de Foro Asturias, quien ofreció algunos detalles sobre los cambios en las ordenanzas fiscales.

En el caso del IBI, la regidora explicó que se mantienen las bonificaciones aprobadas hasta ahora, incluida la que rebajó un 30 por ciento el impuesto a los propietarios de la zona rural que tienen suelo urbanizable no construido. "Ahora, con la revisión catastral, todos los recibos bajarán cerca del seis por ciento", añadió Fernández Román antes de cifrar la pérdida de recaudación para las arcas municipales en "más de 44.000 euros".

El PSOE, por su parte, presentó una alegación para suprimir esta bonificación del treinta por ciento y efectuar una bajada del recibo general del diez por ciento. El equipo de gobierno descartó esta propuesta porque, según los informes elaborados por los técnicos municipales, "el recibo de la zona rural subiría cerca del 29 por ciento y la pérdida de ingresos sería de más de 116.000 euros", detalló la alcaldesa antes de apuntar que esta alegación "no se podía admitir. No se presentó correctamente y además no se puede admitir esa bajada en los ingresos y la subida en el recibo de la zona rural", añadió.

Fernández Román aseguró saber que la solicitud de revisión catastral podía usarse para "atenazar" al equipo de gobierno "y restar ingresos al Ayuntamiento", pero añadió que lo hicieron "porque iba en beneficio de todos los riosellanos", además de ser "lo más justo y lo más ético", apuntó. La regidora señaló, además, que el impuesto del IBI "se puede seguir bajando en función de qué situación tenga el año que viene la plusvalía", cuya recaudación municipal bajará un cincuenta por ciento respeto a hace dos años. "En base a eso, y sin recortar servicios, a ver hasta dónde se puede llegar con esa bajada", apuntó la alcaldesa al tiempo que indicó que su intención es seguir "recortando gastos del Ayuntamiento". A su juicio, en lo que se refiere al dinero público hay que ser "prudentes y dejar la política aparte".

En el caso de la ordenanza de terrazas, la regidora explicó que la tasa se adapta para pagar "por metros cuadrados de ocupación, en lugar de por mesas". Este cambio se hace "para intentar controlar la ocupación excesiva del suelo, así será más fácil por parte de la Policía Local", añadió Fernández Román. En cuanto a la sala de exposiciones municipal, pasará de costar los 18,85 euros por día durante todo el año (o la mitad y la donación de una obra) a tener este precio sólo en julio y agosto. Quien quiera exponer el resto del año tendrá que pagar 9,45 euros al día o donar una obra.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine