Música celestial para el adiós a Cea

Cientos de personas despidieron al fallecido musicólogo en la basílica de Llanes, bajo los sones del órgano y las piezas corales de la "Schola Cantorum"

09.10.2015 | 04:18
Los allegados introduciendo el féretro en la basílica, ayer en Llanes. En el recuadro, Antonio Cea.

Cientos de personas despidieron ayer en la basílica de Llanes a Antonio Cea Gutiérrez. El conocido musicólogo llanisco, fallecido el pasado martes a los 99 años de edad, estuvo arropado en su despedida por toda su familia, multitud de amigos y una nutrida representación de las fuerzas vivas de la sociedad llanisca. La "Schola Cantorum" de Llanes, dirigida durante cuatro décadas por Antonio Cea, interpretó varias piezas durante el funeral, bajo la batuta de Luis Díaz García. Tocó el órgano Ana Pilar Alonso Martínez. La música no podía faltar un día como ayer.

La misa fue oficiada por el párroco de Llanes, Florentino Hoyos. Concelebraron la eucaristía Pedro Cea (sobrino del fallecido), Francisco Panizo, Rodobaldo Ruisánchez y Artemio Ceballos. Hoyos, durante la homilía, destacó la gran calidad humana de Antonio Cea. "Fue, durante su vida, un instrumento de Dios para hacer el bien", dijo. El sacerdote subrayó también la importante labor desarrollada por el fallecido en favor de la difusión de la música religiosa desde la "Schola Cantorum" de Llanes. Los restos mortales de Antonio Cea fueron inhumados, tras el funeral, en el cementerio de Parres.

Nacido en la localidad cántabra de Escobedo de Villafufre en 1915, Cea, como era conocido, fue durante su dilatada vida un entusiasta de la música. Jubilado de la Caja de Ahorros de Asturias, llevó las riendas de la prestigiosa "Schola Cantorum" de Llanes durante cuarenta años. Tras destacar en Cantabria como tenor, tuvo un papel fundamental en la recuperación y difusión de la música popular en el concejo de Llanes. Además de dirigir la "Schola Cantorum", fundó, a finales de los años setenta, el coro de Parres, localidad de sus antepasados. Junto a su esposa, fallecida hace tres años, Hortensia Gutiérrez, y sus dos hijos, Antonio y Gema Cea, integró el famoso "Cuarteto Cea". El momento culminante de la trayectoria musical del cuarteto fue la grabación en Madrid, en el año 1977, de una trilogía de discos histórica: la "Misa asturiana de gaita", "La canción del mar en Llanes" y "Ritos al árbol, al agua y al fuego".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine